Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

Consecuencias de ayer

Jabier López de Armentia
Opinión
martes, 16 de enero de 2007, 10:13 h (CET)
Antes de ayer, sábado día 13 de enero, tuvo lugar una manifestación por las calles de Bilbao que significó mucho más que una simple manifestación. El hecho por el cual se convocó fue el reciente atentado de E.T.A. en la T4 de Barajas, rompiendo con el “alto el fuego permanente” decretado el pasado 22 de marzo de 2006, y dejando dos victimas mortales. La manifestación del sábado supuso la movilización ciudadana, la entrada en el proceso de la sociedad vasca, las personas de a pie comienzan a expresar sus deseos de paz.

En toda manifestación que se precie, existen unos individuos que sistemáticamente nunca asisten a manifestaciones que no organicen ellos o sus secuaces. Hablamos del PP y de la AVT, dos actores del mapa nacional que bombardean a diario el proceso de paz, y que parecen tener muy claro que no quieren la paz. Por otra parte y en esta misma situación sistémica encontramos a la izquierda abertzale, un espectro social y político importante en Euskal Herria que ahora mismo vislumbro que va sin rumbo. .

La izquierda abertzale pasa por uno de sus peores momentos y cuando digo peores, retrocedo en el tiempo y comparo el momento actual con la ilegalización de Batasuna, la condena de la mesa nacional de HB, la declaración de prisión para Otegi y diversos dirigentes, etc, y sigo diciendo que es uno de los peores momentos. La izquierda abertzale es un barco a la deriva, que se balancea en el océano sin rumbo, empujado desde atrás por E.T.A., manejado, llevado y manipulado, y sin tener remos para navegar por donde ellos quieran, sin motor para alcanzar sus peticiones, sin nada. La izquierda abertzale pasa por unos momentos de descrédito social bastante considerables. La sociedad vasca ha apoyado y apoyará siempre las causas nobles pero la sociedad vasca ha dicho “se acabó” y se lo dice a E.T.A.. Le dice claramente que la violencia no es el camino y que la izquierda abertzale debería ser el interlocutor, el puente, el cable de unión entre la sociedad vasca y los gobiernos central y autonómico.

¿Qué consecuencias nos quedan del ayer? El ayer nos mostró que la sociedad vasca quiere la paz, no quiere la violencia; que queremos el diálogo como mecanismo de solución del conflicto; que no estamos dispuestos a volver donde antes ni a paralizar el proceso. En esta aventura caminaremos los ciudadanos, con o sin partidos políticos pero sin dejar de caminar hacia la paz.

Quisiera despedirme despreciando que un momento tan importante para la sociedad vasca sea utilizado por todos los partidos políticos para hacer electoralismo. El PSE ha acudido a la manifestación simplemente porque sino perdería todos los votantes indecisos que quieren la paz y que condenan el terrorismo. El PP no ha asistido porque es el único reducto neofranquista que aboga por ser la antítesis del gobierno vigente e imponer su política. no consultar ni consensuar. El EAJ-PNV – o Gobierno Vasco – ha ido y cambió el lema poniendo expresamente su rechazo a E.T.A. porque sabía que sino condenaba expresamente el atentado perdería votos en las próximas elecciones en dirección PSE, su “mayor” rival; sería mal visto en la sociedad vasca y perdería los lazos y posibles acuerdos en Madrid, Imaz-Rubalcaba. Batasuna no ha ido porque está atada de pies y manos al dictamen de E.T.A... ¿Por cuánto tiempo más?

Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris