Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Transparente crudo iraquí

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
domingo, 14 de enero de 2007, 21:18 h (CET)
Me dirá que el petróleo no es transparente, pero su oscura viscosidad física que no cambia en Iraq debería serlo en su gestión allí. La cuestión resulta en que la convulsa y sangrienta democracia iraquí tiene previsto ceder el 75% de los beneficios de la extracción de crudo a compañías norteamericanas y británicas, cosa que contradice brutalmente los porqués de la actuación armada en este país por parte de las dos potencias.

Fue Blair el que dijo que para nada decidirían sobre el petróleo y el Secretario de Estado norteamericano Powell que los recursos pertenecen a los países que los disponen. Nada más lejos de la realidad estas afirmaciones, que hunden aún más en el desprestigio la acción bélica de esta guerra, que cambia el trueque de petróleo por alimentos en el embargo a Sadam por la ONU, a un nuevo petróleo por fuerzas armadas y protección a las actuales instituciones. El petróleo no vale las decenas de miles de vidas iraquíes -en su mayoría civiles- y las de más de 3.000 militares estadounidenses, británicos e incluso de las fuerzas humanitarias occidentales. Si es lucha por la democracia, la libertad y el terrorismo fuera de los países de origen, más leña al fuego hacen con esta concesión a británicos y estadounidenses en su ya enormemente criticada postura que ha supuesto el actual avispero iraquí. Otra cosa bien distinta son los lazos preferenciales de comercio y garantías de suministro que un Iraq democrático estableciera con las democracias occidentales, especialmente las que allí están interviniendo. El petróleo pertenece tanto a sunníes, chiítas como kurdos, correspondiendo su gestión a ellos coadyuvados por tecnología extractiva y distribuidora de las potencias occidentales, pero remunerados con márgenes comerciales razonables. Mantener esa hipoteca en esta región de Oriente Medio -que prevé incluso pasadas décadas mantener el 20% de beneficios- es condenarla a un inmoral pago que perpetuará la violencia y el odio a Occidente.

Noticias relacionadas

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo

Es una lástima

J. Catalán, Girona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris