Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

Ser de izquierdas es más inteligente

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
domingo, 14 de enero de 2007, 06:47 h (CET)
Ni izquierdas ni derechas tienen siempre la razón, al menos para los que intentamos pensar por cuenta propia sin seguir las consignas partidistas. En ninguna de las dos reside la solución del mundo y ninguna tiene la exclusividad del acierto.

Tener razón no me parece a mí que tenga más razón la derecha que la izquierda, ni viceversa. Pero más inteligentes sí que deben de ser las organizaciones de izquierdas, permítanme generalizar, aunque de todo habrá en la viña de Marx. Las izquierdas siempre han sido más habilidosas, más ladinas, si usted quiere, un punto arpías para los malpensados. Una prueba de ello siempre me ha parecido a mí el hecho de que esté tan extendida la filosofía de que ser progresista ofrezca una imagen moderna de voluntad de arreglar la sociedad, mientras los conservadores aparecen como atrasados ogros, cavernarios guerracivilistas y/o egoístas multimillonarios a los que los demás y sus problemas les traen sin cuidado. Quizá porque el arte de la propaganda siempre ha estado dominado por gentes de izquierdas. Digo yo.

Un estereotipo, sin duda, pero que funciona entre ciertas capas sociales. Muchas veces he pensado que la derecha debería rebelarse contra este arraigado lugar común y combatirlo con las mismas armas de la propaganda y de la inteligencia, aunque por otra parte si después de tantos años la derecha sigue estando ahí, presente y combativa, quizá sea porque el bulo surte menos efecto de lo que yo creía.

No se enfade contra mí media España y tómenlo como una opinión muy particular, que estamos en tiempos estúpidamente radicalizados, en los que por cualquier inocente aserto te catalogan sin más ni más de rojo peligroso o de fascista asqueroso, pero la prueba de esta superioridad intelectual de las gentes de izquierdas es que el PP ha caído en la manifestación-trampa de hoy sábado. Sin duda UGT de Madrid ha sido infinitamente más inteligente que él, primero proporciona una excusa, que no una razón, a los conservadores para no ir a la manifestación. EL PP entra al trapo mansa e inocentemente y en el justo momento de la embestida los sindicalistas del Gobierno, le quitan la excusa, le apartan el engaño y.... le pillan sin saber por dónde queda la salida.

Le han faltado reflejos a Rajoy, le ha faltado cintura, le ha faltado claridad de ideas para afrontar la habilidad manipuladora de los sindicalistas zapateranos. El PP tenía pensado no acudir a la manifestación por razones diferentes a que en la pancarta pusiera o no pusiera la palabra “Libertad”, que no era más que el trapo colorao que les enseñaban para que Rajoy le diera unos cuantos cabezazos. Podía haberlo dicho desde el primer momento, razones contundentes tenía para no ir, hablo desde luego de “sus” razones, pero no podía de pronto rechazar la argumentación que hasta el momento había dado, en la que llevaba varios días apoyándose.

Ya puestos, lo lógico sería inundar la manifestación con sus numerosos militantes, hacerla suya y combatirla civilizadamente desde dentro, apropiarse de ella a base de simpatizantes, de consignas y de banderas, si fuese necesario. Y marcharse multitudinariamente en el momento más impactante. “NOS VAMOS. PÁSALO. MARIANO”. Un partido disciplinado, multitudinario y con poderosos medios económicos y de comunicación a su disposición lo habría hecho. Si fuese más inteligente que sus rivales.

Qué tiempos aquellos en que podías ir a una manifestación contra el terrorismo sin que tu presencia supusiera ni ataque ni defensa del Gobierno de turno. Las dos España han de helarme el corazón.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris