Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

Seamos justos

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 12 de enero de 2007, 11:03 h (CET)
Reconozcamoslo, no se puede pretender así, de buenas a primeras, que un partido, el Partido Popular, que se ha venido manifestando contra el proceso de paz, no contra el terrorismo, bajo carteles y pancartas que decían: “Zapatero, vete con tu abuelo”, “Zapatero, traidor”, “Zapatero, dimisión”, renuncie a todos esos “principios” y que se una a una manifestación promovida por CCOO y UGT que tendrá como único lema: “Por la paz y contra el terrorismo”. Esto hay que entenderlo y comprenderlo. Ni Acebes, ni Zaplana, ni Astarloa, ni su presunto líder Mariano Rajoy, ni mucho menos el peluquero presidente de la AVT pueden participar en un acto donde solo se pide la paz y la unión de todos contra los terroristas. ¿Cómo van a participar tan ilustre personajes en un evento en el cual no se va a insultar ni a condenar al presidente del Gobierno de España? ¡Por favor! Seamos consecuentes.

¿Qué demuestra el PP con su negativa a participar en una manifestación que no ha sido promovida por ellos? Demuestran, ante todo, que son gente con un criterio firme, gente de principios, para aseverar esto basta con recordar que primero Aznar echó pestes contra la Constitución y ahora dicen los del PP que el que se atreva a tocarle un pelo a la Carta Magna, se les va a tener que ver con ellos. También dijeron, cuando Zapatero, desde la oposición, propuso el Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo, dijeron, dijo Rajoy, que eso era como sacarse conejos de la chistera y que no servía para nada, también como gente de principios que son, ahora dicen que “mariquita” el que no esté de acuerdo con combatir a los terroristas siguiendo el dictado de dicho pacto.

¿Cómo van a consentir que se les quiera obligar a participar en un acto con un lema tan escueto y tan descafeinado en el que solo se pide la paz y la unidad de los demócratas? Por favor.

Hay que comprender que el Partido Popular, es el amo de la calle, y por su hay alguna duda ya lo dejó bien claro, en sus tiempos de ministro franquista, su fundador, Manuel Fraga, con aquella histórica frase de: “La calle es mía”. ¿Cómo van a consentir que unos advenedizos, les inviten a ellos, a los amos de la calle, a participar en un acto que tendrá la calle como lugar donde exponer sus inquietudes y sus deseos. Reconozcamos que el PP tiene razón. Por una vez estamos obligados a ser justos con ellos.

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris