Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Predecir sin inventar

Pascual Falces
Pascual Falces
viernes, 12 de enero de 2007, 11:03 h (CET)
Alan Kay es citado por haber dicho con fortuna, que, "La mejor forma de predecir el futuro es inventarlo." Lo cual, hasta cierto punto es incontestable si se refiere a cuantos aficionados o profesionales “futurólogos” llenan los medios en estos comienzos del año. Más también hay un modo que no es de predicción, sino de distanciada observación, que permite conocer por dónde va a discurrir este “Año del Señor de 2007”. En la política universal es año de cambios, algunos fáciles de prever porque ya han sucedido, como el hecho cierto de que el presidente republicano de EE.UU. habrá de gobernar lo que le queda de mandato, menos de dos años, con ambas cámaras legislativas en Washington de mayoría demócrata; es decir, maniatado por la oposición. Las consecuencias de moderación del hasta ahora aventado mandatario ya se contemplan, tanto en política exterior (Irak, ATPDEA, etc), como en asuntos internos (inmigración latina, muro fronterizo y demás) entre otros, y según los observadores de la política que, a su vez, dirige el-ejército-más-poderoso-del-mundo.

Otra consecuencia del año finiquitado es el relevo en la Secretaría General de la Naciones Unidas. Se fue el denostado por unos, Kofi Annam, entre ellos el gobierno estadounidense, y en su lugar se ha sentado el surcoreano Ban Ki-Moon, a cuya diestra, como Subsecretaria General, contará con Alicia Bárcena, prestigiosa y alta funcionaria mexicana, que sustituye a un predecesor norteamericano. En lo poco o mucho que puede influir el más alto funcionario de la Organización, los cambios se harán notar de inmediato con el paso a primer plano del amenazado equilibrio del Este asiático por el nuevo arsenal nuclear norcoreano. La reforma inaplazable de la Asamblea de la ONU puede llegar a ser equivalente, y falta hace, a un refundación. Así mismo, Japón tiene reciente primer ministro que ha de afrontar los retos económicos de China y Corea, especialmente en cuanto a competencia en la exportación.

La Unión Europea ha de afrontar este año su conversión en un conglomerado de 27 países, con casi quinientos millones de ciudadanos, y entre los que el Reino Unido y Francia van a elegir de inmediato nueva política con nuevas figuras que sustituyan a Blair y Chirac. Tela... que diría un castizo. Sin olvidar que la vía muerta en que se encuentra la Constitución que auspició Giscard d´Estaing, y que tan ardorosamente defendió el actual presidente español, ha de ser reconducida según ha mostrado como preferencia la actual Presidencia alemana. Europa tiene muchos retos, pero el desequilibrio entre nuevos y viejos miembros es prioritario.

En el cono sur de América, dos presidentes han renovado mandato; Lula Da Silva en Brasil, que, tarea tiene para conseguir aquel propósito de su primera elección: que todos los brasileños puedan comer tres veces al día. Y Hugo Chávez, que, en su nueva toma de mandato ha inquietado los ánimos internacionales y venezolanos con su declaración de que la profundización en el Socialismo (con la Cuba de Castro sobrevolando) es el camino que, entre otras medidas, y al revés de todo el mundo, nacionalizará lo privatizado. Más tela...

Y de nuestro país, sin tener que inventar nada, se puede predecir lo que se avecina; el terrorismo como acto de presencia amenazante si la política nacionalista no discurre a su gusto. Por lo menos Cataluña, en este aspecto, permanecerá tranquila según el tanto que en su día se apuntó Carod en Perpiñán. Si alguien puede definir la ansiada “unidad” en política antiterrorista, que lo diga, sin inventar. El sufrido pueblo ecuatoriano, al derrocar a uno de los ocho presidentes que ha tenido en diez años, vociferó: ¡Qué se vayan todos!... (los políticos). Si algún lector cree que hay “invento” alguno en esta columna, que lo diga. Ayudaría a tranquilizar al resto del país. Es lo que se ve.

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris