Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

En este Madrid hay mucho moho

Jorge Dargel
Jorge Dargel
viernes, 12 de enero de 2007, 11:05 h (CET)
El pasado domingo en Coruña cayó la gota que faltaba para hacer saltar las alarmas en el Real Madrid. En el equipo merengue hay mucha humedad y creo, además, de difícil eliminación. Las derrotas contra el Getafe y contra el Recreativo, podían entrar dentro de lo normal, si bien, el Madrid debe ganar siempre, por historia y por plantilla. Pero lo que sucedió contra el Deportivo la pasada jornada, ya no se puede permitir. Este equipo es una pantomima, que sí, va tercero en la tabla, pero no da muestras ni de regularidad, ni de seguridad, ni de buen juego, ni de nada.

Esta temporada se esperaba un cambio profundo como se había realizado en la directiva. Así fue, se ficharon unos jugadores que por el rendimiento que están teniendo, la verdad, parecen los hermanos gemelos de los `buenos´. Cannavaro, mejor jugador del pasado año, tiene cada encuentro algún error garrafal, inaceptable para la supuesta calidad de este defensa. Iván Helguera, apartado durante gran parte del inicio de temporada, ahora es un fijo para Capello. Pero lo mejor es que su aportación está siendo mayor que la de su compañero italiano. Si seguimos poniendo ejemplos, el siguiente es Diarra. El de Mali parecía el fichaje más necesitado por el Madrid, pero tampoco le está dando la confianza necesaria, en gran parte, por culpa del propio jugador. Luego llega Emerson, un jugador que no debe estar en el club blanco, simplemente, porque es un `tuercebotas´. El Real Madrid necesita clase, juventud y ganas por jugar al fútbol, cosa que parece inexistente en muchos jugadores de la plantilla. Paradójicamente, esas características las cumplen ampliamente la cantera, pero se deja de lado. El único que está dando algo de buen rendimiento es Van Nistelrooy, pero en muchos partidos desaparece, generalmente, por culpa de sus compañeros que apenas dan pases buenos al delantero holandés.

Ahora, han llegado tres refuerzos más, Gago, Higuain y Marcelo. Lo mejor de ellos es su juventud y su talento, pero el Madrid puede ser una máquina de destrozar a las promesas. Este club, es más que un club. Conlleva una presión mediática y una responsabilidad que puede desestabilizar a cualquiera que esté dentro. No sé, la verdad, qué rendimiento pueden dar los dos argentinos y el brasileño, pero me temo que no van a servir para mejorar la imagen del equipo blanco, que lleva tres temporadas sin ganar nada, pero además, ofreciendo una mala cara y un penoso juego. Capello es el entrenador perfecto para una plantilla indisciplinada y para conseguir buenos y regulares resultados. Pero el italiano es el peor para ofrecer buen espectáculo. Además y por lo que parece, ya no puede en su segunda etapa con el vestuario, cargado de los eternos problemas que afectan al club blanco desde la salida de Del Bosque.

En el vestuario del Madrid hay más que humedad, hay moho, que no se irá hasta que no se elimine la fuente del problema. Parte de la plantilla es veterana y otros tantos no cuentan casi para Capello, por lo que una `casa´ hay que reformarla de arriba abajo, no sólo a trozos y de poco en poco. Los Cassano, Emerson, Raúl, Salgado, Roberto Carlos, Beckham, Reyes, Ronaldo… sobran. Hagamos un equipo cargado de ilusión, juventud y calidad para que los buenos momentos vuelvan al club merengue. Si se sigue con esta política de respetar a las `vacas sagradas´, el moho se irá extendiendo hasta que la casa esté perdida y no tenga solución.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris