Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Empresas
Futurismo   Autosuficiencia   Eficiencia energética  

​España suspende en eficiencia energética por los malos cerramientos en hogares

Una de las innovaciones recientes que se han podido hacer respecto a los cerramientos de aluminio es lo que se conoce como la ‘rotura de puente térmico’
Redacción Siglo XXI
@DiarioSigloXXI
martes, 16 de junio de 2020, 10:48 h (CET)

Y es que según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) “la calefacción supone casi el 50% del consumo energético de los hogares españoles”. Ahorrar en calefacción es una de las medidas fundamentales para que la factura del gas y de la electricidad no nos suponga un dolor de cabeza. Para conseguirlo, los expertos afirman que es fundamental poder contar con una casa energéticamente eficiente, en las cuales la capacidad de aislamiento de las ventanas juegan un papel fundamental. El fabricante de ventanas y puertas de aluminio de Barcelona, Macrisal, destaca que “el ahorro energético con cerramientos adecuados es muy importante, tanto en verano como en invierno”. En este artículo explicaremos por qué.

El cerramiento nació hace miles de años como una protección al medio y es en esta práctica en la que se han ido incorporando nuevas técnicas, materiales e innovaciones diferentes. Todos los tipos de cerramiento están vinculados históricamente a la época en la que surgieron. En España, con libertad técnica y creativa, aparecieron limitaciones normativas para vivienda protegida y, en 1969, las ordenanzas provisionales del Ministerio de la Vivienda dividieron el país en dos zonas climáticas para limitar la transmitancia térmica (que se emplea en construcción para calcular las pérdidas, en invierno, o ganancias, en verano, de la energía calorífica).

La densidad normativa que rodea al cerramiento no limita la libertad para afrontar retos como la emergencia climática, sin duda, la más importante de nuestro tiempo para conseguir que nuestros edificios sean más sostenibles y más resistentes. Las mejoras en los cerramientos de aluminio, que son cada vez más comunes en las viviendas de todo tipo, se centran en la actualidad en seguir perfeccionando su mayor cualidad: el aislamiento. Dicha ventaja conlleva un ahorro de la energía que es beneficioso tanto para las personas, que ven reducidos sus gastos, y para el medioambiente, que también ve reducido el impacto que hay en él de forma considerable.

La importancia del ahorro energético y también de la cantidad de dinero que nos podemos ahorrar al cambiar las ventanas de nuestra casa, también lleva consigo la ventaja de la protección; creando un hogar en el que no solo nos sentimos seguros, sino también tranquilos y aislados del frío del exterior. Es por ello que el material del que estén compuestas las ventanas es decisivo en muchos aspectos, tanto en el económico como en el ecológico. Para ahorrar energía es fundamental emplear materiales como el aluminio, que son reconocidos gracias a sus propiedades aislantes.

Y es que el aislamiento térmico de ventanas no solo debe aislar de buena manera los perfiles del marco, sino también el vidrio que las rodea. Cerca de un 30% de la energía de las casas se pierde por las ventanas, por lo que a la larga podemos notar cuánto ahorraremos utilizando este tipo de materiales aislantes. Las ventanas son las más propicias a esta pérdida de energía. No solo ahorramos en dinero, sino también aportamos nuestro grano de arena a ese impacto medioambiental que hoy más que nunca nos asecha. Un buen aislamiento no solo cura en salud, sino también ayuda a que no se pierda el aire acondicionado en las épocas de verano.

Una de las innovaciones recientes que se han podido hacer respecto a los cerramientos de aluminio es lo que se conoce como la ‘rotura de puente térmico’, un sistema que asegura que no se pierda energía sin que la temperatura interior se transmita al exterior. Estos avances tecnológicos ayudan a reducir las condensaciones y el rocío de por la mañana, que hace que se empañen muchos cristales. Dicho método también ayuda a disminuir las emisiones de CO2 al limitar esa pérdida de energía que se produciría con cerramientos más débiles y de menos calidad.

Y es que la eficiencia en el ámbito de la energía se refiere a la relación entre los resultados obtenidos y los recursos energéticos, bien es cierto que el sector en España sigue trabajando y realizando esfuerzos para paliar lo mucho que queda por hacer en este sector. Los cerramientos de aluminio actuales además se han adaptado de buena manera a los nuevos diseños y tendencias de la arquitectura actual, con aires más sobrios y futuristas. Sin duda, otra ventaja de este material, que se puede adaptar a cualquier tipo de diseño y son fáciles de integrar en cualquier clase de decoración interior o exterior.

Por consiguiente, la situación de la vivienda, su construcción, su orientación pero sobre todo las ventanas afectan a la pérdida de energía. Esto supone un gasto innecesario de dinero y un atentado ecológico, ya que estamos produciendo energía que directamente se está perdiendo. Ahorrar energía en casa y ser autosuficiente es algo que cada vez se vuelve más fácil de aplicar en nuestro entorno diario, empezando por las ventanas. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

AleaSoft: 2020: El año de los récords de la fotovoltaica y solo se va por la mitad

Por qué siempre se ha de entrenar con pulsómetro por pulsometros.pro

Hotel Ansotegi Errota, un hotel rural en el corazón de Bizkaia

Los dermatólogos advierten del peligro de exponerse al sol sin protección tras el confinamiento

Los mejores lugares de España para descargar adrenalina, por Hommter

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris