Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Qué nuevas 'genialidades' nos guarda el Gobierno para este año?

Miguel Massanet (Barcelona)
Redacción
martes, 9 de enero de 2007, 22:12 h (CET)
Bien, ya nos encontramos a los principios del año de gracia 2007 y, si les he de ser franco, no me siento especialmente optimista visto como terminó el año pasado. Este sabor agridulce de añoranza por lo pasado y de inquietud por lo por venir que sentimos los que ya hemos cruzado, con amplitud, el ecuador de la vida; queda todavía más opacado por los resabios derivados de los últimos avatares del, poco lucido, 2006.

Todavía con el sabor a dinamita del atentado etarra, dolidos por sentirnos juguetes de posiciones políticas de conveniencia; escandalizados por el cinismo de determinados sujetos, de los que ya teníamos noticia de sus simpatías por la ETA, pero de los que no nos imaginábamos que llegarían a refocilarse en la miseria, defendiendo a aquellos que matan; nos vemos abocados a enfrentarnos a un nuevo ejercicio, regidos por un Gobierno en el que no confiamos; más peligroso, si cabe, por sentirse herido por el ridículo de su actuación con la banda terrorista; imbuido de ideas tercermundistas y deseoso de una revancha que le permita ganar puntos ante su huestes desilusionadas y humilladas. No en vano tenemos, como espada de Damocles pendiendo sobre nuestras cabezas, la amenaza de una batería de cuarenta leyes que, en manos de quien están, apoyados por los nacionalistas y con el gatillo bajo el dedo de Zapatero pueden causar más destrozos en la ciudadanía que los pancers alemanes en la batalla de las Ardenas.

Por de pronto, como primera andanada, ya hemos recibido el inquietante anuncio de subidas generalizadas en todos los suministros públicos –quisiera saber por qué causa debe ocuparse la Administración de los suministros de electricidad, gas, transporte público etc. cuando, con toda seguridad, si dependieran de la libre competencia podrían ser mejores, más baratos y mejor gestionados – y no precisamente estos aumentos se van a reducir al incremento del coste de vida, sino que lo van a sobrepasar con creces. Entonces, señores políticos, ¿me pueden explicar por qué regla de tres nos quieren hacer creer que la vida no sube? Ya nos engañaron con el euro (sobre este tema ya me publicaron una carta) que ha contribuido, y no en poco, al encarecimiento de todos los artículos de primera necesidad; pero, es que ahora insisten en repercutir en las clases más necesitadas los despilfarros de una mala administración y su falta de previsión. Dígannos los motivos por los que, en su día, no solucionaron los problemas estructurales de las eléctricas y ahora debemos pagar su ineptitud. No se crean, amigos, que todo queda en una subida del 2’8%, nada de eso, cada tres meses se revisarán al alza hasta alcanzar cifras superiores al doce o trece por ciento. El agua también subirá desorbitadamente, ¿recuerdan aún lo que hicieron los socialistas con lo del trasvase del Ebro?, pues les recomiendo que no lo olviden cuando paguen sus recibos del líquido elemento.Y no se crean que las autonomías y municipios se van a quedar cortos, porque ya sabemos que los transportes municipales van a subir y con ellos el resto de servicios ¿qué servicios me pregunto?, ¿cuántos mossos serán necesarios para que haya seguridad en Catalunya? Se incrementa la plantilla, pero no se ve ni uno por las calles y menos por las urbanizaciones.

Entonces, a la vista del panorama que se nos presenta, nos podemos preguntar: ¿qué va a suceder con el poder adquisitivo de los pensionistas? Alardean de que van a subir las pensiones, pero sólo el incremento oficial del coste de vida no lo que nos va a costar el poder vivir. Si cada año se recorta la diferencia entre el uno y el otro llegará un momento en que las pensiones de muchos quedarán reducidas al límite de la indigencia. Las sufridas “clases pasivas” – siempre me ha repateado el hígado esta denominación, que reduce a los jubilados y viudas a meros personajes de museo de cera, como si no fueran personas capaces de tener sentimiento y ser útiles a la sociedad – sufren siempre los embates de las Administraciones, que siempre se ceban en la parte más débil del electorado.

En fin, para qué darle por el pie al año nuevo si no ha hecho más que comenzar, esperemos que los socialistas no pretendan darnos sopas con honda y consigamos sobrevivir un año más. En cualquier caso: no nos vamos a callar ¡faltaría más!

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris