Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Micro abierto  

Enrocados en las mismas casillas

Pelayo López
Pelayo López
lunes, 8 de enero de 2007, 21:35 h (CET)
Bueno, ya hemos dejado atrás 2006 y estamos plenamente inmersos en este nuevo 2007, año del que, además, por cierto, esperamos, al menos, algo más que del ya “difunto”. Cuando todo parecía propicio para tomarnos las uvas en paz, uno de los principales deseos de casi toda la sociedad para los años entrantes, el clima finalmente se enrareció y apagó la alegría de las luces que salpican con motivos y ornamentaciones las calles de nuestro país. Las campanadas, incluso, aunque uno pretendiese hacerlas lo más normales posibles, el horizonte venidero las distorsionó y no sonaron igual. Hay situaciones que, por mucho que uno las intente paliar, parece que están sometidas a leyes mentales ajenas a nuestro alcance presente.

Hace unos días, en el intercambio de un año a otro, los petardos navideños de los chiquillos en las calles palidecieron ante el atronador estallar del atentado en la T4 del aeropuerto de Barajas. Ahora, la perspectiva que se nos avecina es más de lo mismo, lo mismo a lo que estábamos acostumbrados hasta el anuncio de la banda de su “finiquitado” alto el fuego. Si es preocupante que la banda vuelva a las andadas, con todo lo que ello implica, aún más descorazonador resulta el hecho de que tanto el Gobierno como el principal partido de la oposición sigan enzarzados en sus refriegas partidistas. Ni siquiera los deseos y propósitos propios de las recién celebradas fiestas navideñas, ya saben, la cordialidad y todas esas cosas, parecen haber calado ni hondo ni somero en los corazones de nuestros políticos. No se les han ablandado lo más mínimo. Del diálogo entre el Ejecutivo y ETA, aún no sabemos realmente si se ha dado o no, al que tampoco parecen llegar PSOE y PP, y ése sí que sabemos que no se ha producido porque tanto uno como otro nos lo dejan claro cada dos por tres.

Lo de ETA era, en cierto modo, de esperar. No es algo nuevo, ya lo han hecho más veces. Peor resulta aún que empiece a convertirse en la tónica habitual lo de la falta de conectividad entre los representantes políticos de más de 20 millones de españoles. Unos y otros siguen posicionados, hablando para si mismos o callando según los casos, en el mismo lugar en el que llevan ya demasiado tiempo. El tiempo pasa y pasa, como una partida de ajedrez. Un tablero y un cronómetro. Un turno, otro turno. Nada se mueve, todo sigue igual con el año nuevo, todos siguen enrocados en las mismas casillas.

Noticias relacionadas

Procesos electorales

Resulta bochornoso que todavía se cobren ciertos sueldos cuando hay pobreza, miseria y hambre física

Conversaciones de autobús

El pulso de la actualidad en el recorrido de la línea 79

Cuestiones que nos interpelan

“El signo más auténtico y verdadero de espíritu humanístico es la serenidad constante”.

​El equilibrio

El escuchar a los demás y la apertura a los nuevos aires, harán de bastón que nos permita seguir conviviendo con la humanidad

Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado

​La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris