Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

De pendoneo

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 7 de enero de 2007, 22:24 h (CET)
Yo no se si los españoles que no son de derechas se van a ver obligados a tener que buscarse una bandera distinta a la roja y gualda. Digo esto por que vengo observando, cada vez con mayor frecuencia, que la derecha, toda, utiliza la bandera de España como si fuese un símbolo para diferenciarse de los demás. En cualquier tipo de manifestación promovida por el Partido Popular o por elementos de la extrema derecha, nunca falta la enseña que se supone es, constitucionalmente, de todos los españoles.

Se les ha podido ver portando el pendón patrio en sus protestas contra el Gobierno. En la defensa de la piscina de Pedro J. Ramírez y más recientemente cuando se han manifestado de forma un tanto violenta ante las sedes socialistas de Madrid y Málaga. En estas dos últimas ocasiones para acusar públicamente al Ejecutivo de Zapatero de ser el culpable de que ETA haya vuelto a atentar contra la vida de las personas.

Yo creo que en esto de la bandera la derecha ha entrado en una dinámica patriotera con demasiada ligereza y con una total y absoluta falta de respeto hacia lo que esta representa. Por citar un ejemplo mencionaré la manifestación en Palma de Mallorca, el pasado 23 de diciembre, en favor del Gobierno balear por el “caso Andratx” donde los manifestantes enarbolaban la bandera española. Resulta inimaginable que el mayor símbolo nacional, por mandato constitucional, se utilice para apoyar un tremendo acto de corrupción protagonizado por unos verdaderos chorizos sin escrúpulos. No se puede utilizar una bandera, ninguna, para intentar tapar con ella actos deshonestos y después utilizarla para cubrir los féretros de personas fallecidas a las cuales se les pretende honrar bien por que hayan muerto víctimas del terrorismo, en el caso de los militares sirviendo a su patria o por su condición, en vida, de personas importantes que han tenido mucho que ver en todo lo concerniente a su dedicación a los demás.

Esto que hace la derecha no es sacar la bandera por una causa noble o justa. Esto es pendonear, en la expresión más justa del término.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris