Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Silvestradas

Nieves Fernández
Nieves Fernández
domingo, 7 de enero de 2007, 22:24 h (CET)
Ni se sabe de quien partió la idea original de que a la gente le guste correr en el último día el año, correr no sólo por las prisas de unas compras opíparas o del regalador anual de turno, sino de correr por el puro placer de participar en una carrera popular o profesional. Buena idea la de comenzar o de despedir el año cada uno como le venga en gana, original idea la de recorrer una ciudad a grandes zancadas, pues las ciudades no se dejan nada más que una vez al año que así se las recorra.

San Silvestre, el primer Papa no mártir, que por cierto no hubo de correr ni ser perseguido pero que, eso sí, pasará a la posteridad del calendario sin haber hecho nada por el deporte, su relación con él fue la de morir en ese último día del año, en un día tan señalado en el que miles de personas despiden el viejo calendario con una carrera por coger el tiempo, un tiempo que se escapa a cada segundo, a cada zancada.

San Silvestre es quien da nombre desde los años veinte a la primera carrera de San Silvestre de Sao Paolo. Esta carrera parece que tampoco fue realmente original ya que estaba basada en los corredores franceses de primeros del pasado siglo XX, esos primeros corredores franceses quienes en esta y otras fechas portaban antorchas y recorrían los barrios parisinos. Sin embargo, Sao Paolo fue la carrera pionera en estar organizada y veinte años más tarde, desde 1945, se hizo internacional, pasándose a llamar Corrida Internacional de Sao Silvestre. La carrera que comenzara con ocho kilómetros pasó a los pocos años y hasta la actualidad a componerse de quince kilómetros.

Entre las europeas, la “San Silvestre Vallecana” con diez kilómetros en Madrid es la que aglutina a más corredores, este año ha superado a la de Nueva York, con más de veinte mil personas, porque la he vivido, porque he sido espectadora del esfuerzo de sus corredores, de esos luchadores del tiempo y del kilómetro, del cronómetro les puedo decir que impone. Impone el ruido del zapato deportivo en el asfalto mientras en un silencio roto sólo se escucha el suave susurro del correr, del correr de miles de personas, unas disfrazadas, otras acompañadas de todos los miembros de su familia, incluidos los niños en su carrito, los bromistas de peluca de colores, y esa gran mayoría de hombres y mujeres vestidos de camiseta color pistacho, donde se puede leer una frase que te hace pensar cómo una afición puede convertirse en pasión al mover las piernas, ¿sufres más cuando corres o cuando no sales a correr? Es una frase que entienden y responden rápido todos los corredores de fondo que conozco, es una frase que se responde rápido cuando es una silla de ruedas la que participa, o es una abuelo con su nieto en patines, o un grupo de amigos que se animan mutuamente, en fin es el sudor colectivo, el esfuerzo colectivo de miles de humanos sin un motivo útil, son pasos rápidos sin qué ni para qué pero que les da sentido. Por un día se corta el tráfico y no se escuchan autos ni motores, se escucha el corazón y el aliento de los corredores que luchan por humanizar y civilizar un poco con esa silvestrada a la gran ciudad que les atosiga durante todo el año, hoy son más libres, hoy la ciudad, las ciudades donde por arte de magia se celebran estas “san silvestres” son escenarios de una gran hazaña. Ah, y todos sufren más si no salen.

Noticias relacionadas

Vico

Vico nació en Nápoles en 1668 y falleció en la misma ciudad en el año 1744

Obsesionados con el franquismo 32 años después de su fallecimiento

“La vida de los muertos pervive en la memoria de los vivos” Cicerón

Oriol Junqueras, candidato secuestrado

Perfiles

Apuesta por una cultura de alianzas

Nunca es a destiempo para recomenzar

Una Europa en la que podamos creer

La declaración de París es un manifiesto elaborado por intelectuales de diez países europeos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris