Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cartas a un ex guerrillero   -   Sección:   Opinión

Hoy, el siervo recibe al Señor

Sor Clara Tricio
Sor Clara Tricio
domingo, 7 de enero de 2007, 22:24 h (CET)
Querido Efraín: En el mismo misterio del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo se dieron insignes testimonios de su divinidad. Sin embargo, la solemnidad que celebramos ayer día Seis de enero, manifiesta y revela de diversas formas que Dios ha asumido un cuerpo humano, para que nuestra inteligencia, ofuscada por tantas oscuridades, no pierda por su ignorancia lo que por gracia ha merecido recibir y poseer.

Pues, el que por nosotros quiso nacer no quiso que lo ignoráramos; y por esto se manifestó de tal forma que el gran misterio de su bondad no fuera ocasión de un gran error.

El mago, se encontró llorando en la cuna a aquel que, resplandeciente buscaba en las estrellas. Hoy el mago contempla claramente entre pañales a aquel que, encubierto, buscaba pacientemente en los astros.

Hoy, el sabio mago discierne con profundo asombro lo que allí contempla: el cielo en la tierra, la tierra en el cielo, el hombre en Dios, y Dios en el hombre; y a aquel que no puede ser encerrado en todo el universo incluido en el cuerpo de un niño. Y, viendo, cree y no duda; y lo proclama con sus dones místicos: el incienso para Dios, el oro para el Rey, y la mirra para el que morirá.

El gentil, que era el último, ha pasado a ser el primero, pues entonces la fe de los magos, hombres sabios, consagró la creencia de las naciones.

Hoy, Cristo ha entrado en el cauce del Jordán para lavar el pecado del mundo. El mismo Juan atestigua que Cristo ha venido para esto: “Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”. Hoy el siervo recibe al Señor, el hombre a Dios, Juan a Cristo, y el que no puede dar el perdón recibe a quien se lo concederá.

Hoy, como afirma el profeta, la voz del Señor se oyó sobre las aguas. ¿Qué voz?... preguntarás, la que desde los cielos proclamó: “Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto”.

El Espíritu Santo se cernió sobre las aguas en forma de paloma, para que, así como la paloma de Noé anunció el fin del diluvio, de la misma forma ésta fuera signo de que ha terminado el perpetuo naufragio del mundo. Pero a diferencia de aquélla, que sólo llevaba un ramo de olivo caduco, ésta derramará la enjundia completa del nuevo bálsamo en la cabeza del Autor de la nueva progenie, para que se cumpliera aquello que predijo el profeta: Por eso el Señor, tu Dios, te ha ungido con aceite de júbilo entre todos tus compañeros.

Hoy Cristo, al convertir el agua en vino, comienza los signos celestes. Pero el agua había de convertirse en el misterio de la sangre, para que Cristo ofreciese a los que tienen sed la pura bebida del vaso de su cuerpo, y se cumpliese lo que dice el profeta: Y mi copa rebosa...

Os envío los mejores deseos, y con la esperanza de que la noche de Reyes haya sido feliz, confío sigáis todos bien. Recibir un cariñoso saludo, CTA.

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris