Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Carbón por portarse mal

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
domingo, 7 de enero de 2007, 22:24 h (CET)
La víspera de la fiesta de Reyes ha andado movida en las carbonerías- si es que queda alguna- de la ciudad de Valencia. Han hecho su agosto en pleno Enero ya que han sido muchas las entidades sociales que ayer llevaron sacos de carbón a distintos centros institucionales de la ciudad para castigar a los políticos que no han hecho bien los deberes durante el pasado año. De niños temíamos levantarnos la mañana del día 6 y encontrarnos con un capazo lleno del negro carbón, afortunadamente los “reyes” hacían la vista gorda a nuestras travesuras cotidianas y el único carbón que dejaban entre los juguetes era dulce y de atrezzo. Pero este año muchos de los políticos que rigen los destinos de los valencianos han recibido carbón del bueno, del que antiguamente servía para encender las cocinas y aquellos braseros antecedentes de los actuales calefactores.

Ante la puerta de la Generalitat se reunieron un centenar de personas representantes de diversas entidades sociales que llevaron sus sacos de carbón al President Francisco Camps para mostrarle así su protesta por el incumplimiento de algunas de sus promesas. Los concentrados además del carbón entregaron cerca de cinco mil firmas solicitando que en la vieja Cárcel Modelo se instale un centro de acogida de emigrantes. Al mismo tiempo le entregaron también un simbólico ladrillo para que coloque la primera piedra de alguno de los doce centros de acogida que prometió construir en el Plan Valenciano para el Crecimiento y el Empleo(Pavace) ya que a pesar del tiempo transcurrido todavía no se ha iniciado la construcción de ninguno de ellos. Aunque yo con esto de los ladrillos y nuestras autoridades no jugaría ya que son capaces de utilizarlos para tapar la poca costa que nos queda libre.

Por la mañana mientras las calles céntricas de la ciudad se llenaban de gentes realizando las últimas compras los Reyes Magos iban y venían por el centro de la ciudad repartiendo bolsas de carbón. A las puertas del Tribunal Superior de Justicia se reunían algunos representantes de Salvem el Cabanyal- zona que la alcaldesa quiere asolar- para mostrar sus protestas por la lentitud de la justicia en resolver los recursos que tienen presentados contra las disposiciones del Ayuntamiento. Y en la plaza mayor de la ciudad, la del Ayuntamiento, otros tres “reyes” llevaban carbón en bolsas de basura para entregárselo al concejal Igual en nombre de los empresarios de hostelería en protesta por haber declarado Zona Acústicamente Saturada una de las áreas habituales de copas de la ciudad. Quizás si estos empresarios se hubieran preocupado antes de mitigar ruidos y molestias al vecindario ahora no hubieran tenido que andar disfrazados repartiendo carbón. Así que a algunos de ellos tampoco les vendría nada mal algún saquito del negro mineral.

No sé si se terminaron las existencias de carbón pero algunos se escaparon por los pelos. El responsable de la Conselleria de la que dependen los transportes públicos, que después de un accidente con 43 muertos no ha dimitido, también era aspirante al regalito negro y más ahora que hace dos días los tribunales de justicia han dictaminado que “regaló” la concesión de la fabricación de unos trenes a una empresa sin reunir las condiciones para ello, ahora los valencianos tendremos que rascarnos el bolsillo para pagar las indemnizaciones a la empresa reclamante. Y nadie dimitirá.

Y no quiero olvidarme de otras jerarquías también merecedoras de carbón. En este caso se trata del Arzobispo de Valencia empeñado en no dejar que nadie voluntariamente abandone la Iglesia. Hace algunos meses muchos valencianos apostataron oficialmente de la religión católica y pidieron ser borrados de sus registros. Pero las autoridades eclesiásticas de la diócesis siguen poniendo trabas no vaya a ser que cunda el ejemplo- mal ejemplo según ellos- y se queden sin clientela y más este año en que por fin ya tienen que pagar el IVA como todo buen o mal cristiano.

A pesar de todo estas entregas de carbón no van a servir para nada, el año que viene por estas fechas veremos de nuevo a los tres magos repartiendo negras bolsas por los mismos domicilios.

Noticias relacionadas

Donde le duele al nacionalismo: enseñanza e idioma.

“Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad.” Karl A. Menninger

En las cuestas arriba…

Esta frase formaba parte del aserto de un hombre admirable por sus sentencias. Cuando hablaba “subía el pan dos reales”

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris