Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Justicia de Dios y justicia minúscula

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
domingo, 7 de enero de 2007, 12:39 h (CET)
No somos pocos los que en alta estima tenemos al concepto de Justicia -en mayúscula- emanada de la moral y la tradición cristiana, viendo recelosos esa otra justicia institucionalizada regida por leyes -democráticas, como no- interpretadas a criterio del juez, las circunstancias y la moral de que disponga el juzgador.

Son los denominados jueces para la democracia que la llaman "viciosa práctica anticonstitucional" a la Santa Misa. Consecuencia de tal reflexión que una asociación de jueces juzgue a la Santa Misa parece cuando menos atentatorio -no únicamente por violar nuestras creencias-, a la credibilidad de impartir justicia ciudadana. Gracioso juicio al mas profundo derecho fundamental por parte de los que solo pueden ser juzgados por ellos mismos, con patente de corso incluido. Eso sí sería democracia, decidir que es lo que hacen determinados jueces y poderes judiciales cuya máxima es la realidad social, sin preguntar en las urnas. Que se opongan a la Santa Misa inaugural del año judicial, implicará la decisión de todos y cada uno de los integrantes. Es la Constitución la que recoge derechos fundamentales a posterioridad como la libertad religiosa y de culto, siendo dudoso que alguien esté capacitado para juzgar si ni siquiera esto entiende. Justicia con mayúscula no es la practica de leyes de mayorías e interpretaciones diversas, es algo que con lo que una gran mayoría se identifica y reconoce cuando la injusticia de comete. Si es esta la democracia que quieren estos funcionarios que deben servir a todos, Dios nos coja confesados y nunca mejor dicho.

Noticias relacionadas

No

Un poema de Aurora Peregrina Varela

Votar a un gobernante no es un derecho, es una aberración

Insumisión, Resistencia y Confrontación

El feminismo radical dilapida crédito, cayendo en un espantoso ridículo

“Hablamos de feminazis… no de feministas normales, de infantería. Sino de feminazis y sus mariachis” Arturo Pérez-Reverte.

La palabra construye o destruye. Sepamos elegir

Políticamente incorrecto

Candidatos y democracia

La aparición de cuatro generales en el escenario político español resulta cuanto menos chocante
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris