Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Preocupación de la gente normal

Pascual Falces
Pascual Falces
domingo, 7 de enero de 2007, 09:43 h (CET)
Lo que queda en limpio después de la polvareda ocasionada la explosión de Barajas es cómo la muerte sorprendió a dos ciudadanos originarios de Ecuador, que, como tantos miles de compatriotas, disfrutaban en España de una calidad de vida difícil de alcanzar en su país. Sólo eran dos usuarios, normales y corrientes, del magnífico acondicionamiento realizado en el aeropuerto madrileño. Víctimas inocentes a quienes el azar hizo perder la vida, cuando “pasaban por allí”, y a causa de la vesania de los de siempre. Han sido ellos los alcanzados, como lo podía haber sido cualquier otro intempestivo visitante. Interpretaciones, dimes y diretes no faltan, pero sólo el tiempo calmará a sus familias, ya que nada puede devolverles la vida.

Entre la profusión de palabras oídas y leídas a raíz del “inesperado” bombazo, se encuentra una circular del Ministerio de Defensa que, lejos de tranquilizar a la ciudadanía, la inquieta. Se trata de las instrucciones con carácter “elemental” y “preventivo”, que han de aplicar los miembros de las Fuerzas Armadas. Las mismas se han dictado también desde Interior y Justicia a los Cuerpos de Seguridad y a los altos cargos de la judicatura. También se ha incrementado el nivel de alerta en los servicios de “protección de políticos vascos” amenazados por la banda terrorista. Ante esta nueva situación, después de más de tres años sin “matar”, se están colocando de nuevo los inhibidores de frecuencia (dispositivos que sirven para neutralizar artefactos o coches-bomba), en los vehículos de los responsables públicos. Al mismo tiempo, fuentes de la Policía Local de San Sebastián han advertido a los agentes de escolta a concejales del Partido socialista vasco de que deben incrementar las medidas de seguridad.

Resulta preocupante, o tal vez se dé por sobreentendido, que se activarán también todos los mecanismos de defensa que, se supone, protegen al ciudadano de a pie en el uso de su legítimo hacer lo que le dé la gana, o lo que deba. Tal como acudir a su trabajo, o salir a la estación para recoger a alguien. Item, de entrar a un centro comercial, o tomarse un café en cualquier establecimiento, pasando por estacionar su vehículo donde mejor le quede o le plazca. Pero, esto no se ha hecho público, tal vez por no alarmar “innecesariamente”.

Ante la difusión de las prudentes medidas de seguridad desarrolladas para proteger las señaladas personalidades más arriba citadas, los terroristas, que son asesinos pero no idiotas, lógicamente las eliminarán de entre sus objetivos a la hora de matar por matar. ¿Quiénes quedan como indefensos objetivos para disparar a mansalva sin riesgo alguno? La respuesta estremece a cualquiera que no esté incluido entre los primeros. Salta a la vista que esto es el terror, el verdadero objetivo de la desalmada y cobarde banda. ¿Qué protege a los desprotegidos?... otra respuesta que resultaría estúpida si no resultase necesaria para que la gente pueda vivir en libertad dentro de la paz, que es, como bien se sabe, y entre muchas acepciones, la ausencia de guerra. En esta última situación, cada cual toma cuidado de sí mismo y de los suyos; se interrumpe la vida “normal”, se construyen refugios, o se alista para defender lo que quieren arrebatarle, etcétera.

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris