Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La España de la hamburguesa

Ignasi Castells (Barcelona)
Redacción
jueves, 4 de enero de 2007, 00:31 h (CET)
Un país que devora no sé cuantos kilos de hamburguesas al día, otros tropecientos de papas fritas, y pasa casi cuatro horas al día pegado al televisor no puede estar en condiciones de esperar maravillas para el 2007. Estamos hamburguesados. Y esto es lo peor que le puede pasar a un país. Nos hemos convertido en seres hambrientos de colesterol del malo, con algún miligramo del bueno y un poco de ketchup para disimular. Nos lo comemos todo, tamaño familiar a poder ser, sin pararnos ni un instante a pensar que es lo que estamos engullendo, o no están haciendo engullir, que es peor.

En materia de información, más de lo mismo, y así devoramos directamente todos los potajes mediáticos que nos echen, sin masticar. Desde maltratos conyugales aderezados con mayonesa o salsa rosa, hasta macabros videos de ajusticiamientos medievales, pasando por declaraciones kafkianas de personajes que, emulando a Groucho Marx, dicen que “no hay constancia de que el alto el fuego esté roto”, mientras retiran los restos humeantes del vehículo número ciento cuarenta y cuatro, y siguen buscando entre tres mil toneladas de escombros el cuerpo del segundo desaparecido. Nos lo tragamos todo, y – sin apenas digerirlo - ya lo estamos expulsando. Y vuelta a empezar. A ver que nos echan hoy. Tenemos hambre.

Noticias relacionadas

Un PSOE con síntomas de totalitarismo. Primarias en el PP

Sánchez ha decidido gobernar a decretazos, dispuesto a copar, en favor suyo, los medios de información españoles. El PP debe renovarse y prescindir de aquellos que lo han llevado al desastre

Hijos

Sigo manteniendo mi reflexión de siempre: “los hijos no los educamos… nos imitan”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVIII)

(...)el Opus Dei no reunía las cualidades que el Derecho canónico atribuye a las Prelaturas Personales

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris