Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'La sombra de nadie': doble sombra fría bajo el sol del invierno

Pelayo López
Pelayo López
sábado, 21 de abril de 2007, 09:11 h (CET)
Cuando uno consigue un premio importante con su ópera prima en este trabajo, en el cine, se es consciente de que con el segundo habrá muchas más miras puestas y que, además, serán mucho menos permisivas. Eso es, precisamente, lo que ocurre con esta película. Pablo Malo, guionista y director, consiguió con su primer título, Frío sol de invierno, una gran acogida por parte de la crítica y también de sus propios compañeros de gremio, algo que le supuso el Goya a la mejor dirección novel. Con el listón tan alto, es difícil seguir subiendo, y lo absolutamente factible es que suceda exactamente lo contrario, que acabes sucumbiendo a semejante horizonte. Y si, al mismo tiempo, se te ocurre cambiar de género y centrarte en el pseudo-thriller psicológico, la cosa se complica aún más.

Y el rizo llega al tener en cuenta que, este mismo año, uno de los maestros en este oficio, Guillermo del Toro, nos ha dejado ahora, si antes fue El espinazo del diablo, la difícilmente superable El laberinto del Fauno. Paralelismos aparte –fechas postbélicas y lugares recónditos y apartados como escenarios-, con este oscuro panorama, hay que reconocer que el director vasco no sale excesivamente mal parado. Al contrario, diría incluso que, utilizando el argot futbolístico, pierde por la mínima, algo que, según el modo en que se mire, se convierte en un halago más que en una crítica. La defensa de este argumento hay que buscarla en una completa falta de pretensiones por parte del realizador, ya que, aunque cae en algunos tópicos del género –sobre todo a la hora de conseguir los dos “sustos” más destacados del metraje-, lo cierto es que, hoy en día, ningún director es capaz de esquivar tan manidas triquiñuelas –no en vano, por muy vistos que estén, siguen cumpliendo su cometido-.

Hay que reconocer también la mano de Malo para ofrecernos un ritmo sostenido –eso sí que es un imposible en los últimos tiempos-: desde un principio premonitorio –de lo mejor de la película la secuencia en un humedal- hasta un final insípido, al que, a buen seguro, se le podía haber aderezado con algún ingrediente más sin que resultase discordante. Nada por supuesto como El internado. Extravagancias y salidas de tono las justas. Achaques ocasionales causados por el abuso de los travellings, y algunos momentos en los que el entorno rural parece más propio de nuestros días que de hace 40 años, época en la que se ambienta.

Más que thriller, por lo de los sustos digo –hay dos y contados-, podemos definir el argumento como una especie de Vidas cruzadas con el trasfondo de una investigación “sui generis”. A finales de los 60, en el Pirineo, en un internado femenino –la localización es real y está en el Baztán-, una niña muere ahogada en un humedal cercano. Desde entonces, se desarrollan situaciones extrañas al mismo tiempo que llega al pueblo un hombre con un pasado oculto. Es curioso que, en una historia que se desarrolla en un centro educativo, las niñas, dos debutantes a las que podríamos encontrar alguna semejanza con las llegadas del cine oriental, tengan tan poca presencia y únicamente sean las excusas argumentales. Interesantísimo el método de comunicación entre la niña muerta y la viva a través del braille. Siguiendo con el reparto, nadie deslumbra pero sí que todos demuestran un enorme oficio sin excesos, sin esos aspavientos propios de las estrellas de relumbrón. Rostros y nombres normalmente secundarios que aquí componen un reparto coral eficiente donde los haya: el enigmático forastero recién llegado José Luís García Pérez -protagonista de la imprescindible Los aires difíciles-, la fría directora del internado Philippine Leroy-Beaulieu –actriz francesa a quien hemos visto en Vatel y Jefferson en Paris-, el “chico para todo” del pueblo Manuel Morón –casi no hay película española reciente en la que no aparezca, tal es el caso del padre reprimido de AzulOscuroCasiNegro-, la extraña pareja investigadora de lo paranormal formada por Vicente Romero y Andrés Gertrudix –al primero le recordamos por ser el guardia civil de La noche de los girasoles, y al segundo en el primer trabajo del realizador-, y la anciana sabia María Jesús Valdés –también trabajo ya con el director en su ópera prima-. Además, a esa labor reconocible ayudan mucho los logrados diálogos, unas conversaciones totalmente creíbles que se convierten en una de las grandes bazas de la película.

Esta historia de tramas entrelazadas, personales y de grupo, va siguiendo pistas en principio falsas y al final no tanto, y es que, ahora se lo decimos usando el mismo truco, Pablo Malo no es novato en esto. Si quieren comprobarlo, visionen su faceta de cortometrajista y lo entenderán. Difícil se lo puso a si mismo, y, ahora, ya con las dos pesas en la balanza, si bien no supera la marca sí que la toca con las puntas de los dedos, se queda con doble sombra fría bajo el sol del invierno.

____________________

Calificación: 2,5 estrellas.

Director: Pablo Malo.

Reparto: José Luís García Pérez, Philippine Leroy-Beaulieu, Manuel Morón, María Jesús Valdés, Vicente Romero y Andrés Gertrudix

Noticias relacionadas

El Festival de Cine Europeo de Sevilla llega a la sala Berlanga

Hasta el 20 de noviembre

Disney anuncia una nueva trilogía de Star Wars

De la mano de Rian Johnson

Organizadores de la Fiesta del Cine achacan los resultados al buen tiempo, a la Champions y a Cataluña

La fiesta seguirá celebrando ediciones

Cine oriental en Sitges

El cine fantástico y el de terror permiten abordar los miedos desde su catarsis o desde la distancia de seguridad que los encuadra en clave de ficción

Cine de autor fantástico en Sitges

Los universos cinematográficos, igual que las personas que los crean, sufren la tensión de lo clásico vs. la vanguardia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris