Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Un atentado o una fiesta pirotécnica?

Miguel Massanet (Barcelona)
Redacción
miércoles, 3 de enero de 2007, 21:05 h (CET)
Parece ser que los hay que no escarmientan. Hay algunos a los que su temeridad (lo llamaré así de momento) les impide razonar debidamente o que su ofuscación les lleva a cometer cualquier desatino con tal de salirse con la uya. Y es que, señores, no se puede tentar a la suerte continuamente, porque puede ocurrir que, como aquel que metía la mano en la jaula del tigre para acariciarlo y cuando se quiso dar cuenta la alimaña se la había arrebatado, junto con el brazo, de una sola dentellada; se entre por lana y se salga trasquilado. Lo ocurrido en el día de ayer en el aeropuerto de Barajas (todavía no sabemos si ha habido víctimas por el hermetismo del Gobierno) demuestra a las claras qué clase de dentelladas sabe propinar la banda terrorista ETA. Pero esto ya lo sabíamos todos –al menos los que no somos fanáticos del Jefe del ejecutivo o simpatizantes de los separatistas vascos –, y no nos ha causado la más mínima sorpresa; otra cosa es que nos indignemos ante la desfachatez de los señores Otegui y comparsas que, unilateralmente, consideran que se trata de meros accidentes sin importancia y que, por ello, no debe interrumpirse el proceso de negociación.

Sin embargo, hay algo todavía más repugnante, menos excusable y más torticero, y es la actitud complaciente del señor Zapatero que se ha limitado a darle largas al asunto con una suspensión provisional de las negociaciones. Quienes hubieron tenido ocasión de presenciar las declaraciones de ayer del señor Zapatero se pudieron dar cuenta de la crispación de su semblante, de la tozudez del personaje, de la dificultad con la que se expresaba (como si cada palabra que decía se la extrajeran con tenazas), y como se esmeraba en medir cada frase para no herir la sensibilidad de los terroristas, limitándose a amonestarles como lo haría un padre a su hijo que ha cometido una travesura. Verdaderamente descorazonador en un señor que, por su cargo, debiera ocuparse de destruir a los terroristas; decepcionante para aquellos que confiábamos en el Pacto para las Libertades; ofensivo para todos los que han padecido el terrorismo en sus propias carnes e inaceaptable para cualquier persona que se considere española y albergue en su interior un mínimo de decencia y vergüenza. Pero, ¡cómo podemos pedir decencia y vergüenza a quienes han dejado a un lado un pacto que, ellos mismo provocaron, para alimentar sus ambiciones políticas! Porque, señores, ¿qué puede justificar una actitud tan descarada de entreguismo? si no es un afán desmedido de mantenerse en el poder. No tienen ideas, no saben gobernar, no están preparados, viven de rentas en lo económico de lo que les dejó el PP; por tanto no les queda más remedio que buscar un salvavidas que les permita deslumbrar a los electores para que se olviden de su incompetencia. El colgarse la medalla de ser los artífices de la desaparición de ETA podría librarles de la deblacle en las elecciones y a ello se agarran como último recurso. ¿A costa de dejar sobre el tapete doscientos cincuenta atentados de la Kale Borroca? Sí, a costa de ello, ¿a costa de pasar por alto el atentado del aeropuerto de Barajas? Sí, a costa de ello, ¿a costa de muertes?.., lo veremos; esperemos que no hagan malabarismo con esta cuestión y sepamos la verdad sobre los dos desaparecidos (se rumorea que en Ecuador los dan por muertos, y el Gobierno del país ya ha dado el pésame a sus familias).

Hay otra posible versión del entreguismo del Gobierno a los chicos de la ETA, que tampoco se puede descartar si nos atenemos a la servil actitud de los socialistas vascos y del Presidente del Gobierno. ¿Acaso ETA tiene alguna noticia, algún conocimiento o alguna prueba de algo que pueda hacerles daño a los socialistas? Sin duda que, si fuera así, se justificaría este afán enfermizo de no romper en ningún caso la baraja pasare lo que pasare. Existen en la reciente historia de nuestro país muchos puntos oscuros que no se han aclarado, y algunos de ellos cuya investigación siempre ha sufrido trabas por parte de la Administración y de algunos jueces que, todo hay que decirlo, han actuado de forma muy extraña. Rubalcaba tirando cortinas de humo sobre lo del “zulo” en el que, según su criterio, en vez de materas explosivas sólo habría “cosas”, Pepiño Blanco tirándoles las culpas de todo a los del PP y tachando de falacias las pruebas, cada vez más preocupantes, aportadas por varios medios informativos, y Zapatero cobijándolos a todos y resitiéndose a recoger las quejas de los de la AVT tachándoles de alarmistas y entorpecedores del famoso “proceso de paz” ¿Sospechoso, no?

En fin, que si Dios no lo remedia, nos volveremos a encontrar con la desinformación en la que son unos verdaderos maestros los progres de la izquierda.Ya verán como ninguno de estos defensores de las libertades, vulgo progres, alza su voz para condenar a los terroristas, aunque siempre son los primeros en tachar de asesinos a los de la derecha cuando se les presenta la menor oportunidad, porque siempre le corresponde al “capitalismo” asumir las culpas de todo lo malo aunque lo malo lo hayan cometido los de izquierdas, es la pescadilla que se muerde la cola. Así les conviene que sea y así se preocupan de hacer ver que es porque este es el método para engatusar a la gente sencilla que no ve más allá de sus narices, pero que vota. Veremos, en definitiva, como se sale de esta el señor Presidente; pero, de momento, su talla como estadista no logra despegar del lodo que hay sobre el asfalto de la carretera.

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris