Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Carta a Miguel Rivilla

Leticia Reyes
Redacción
lunes, 1 de enero de 2007, 18:49 h (CET)
Respecto a lo dicho en su carta, señor Miguel Rivilla, tengo que decir, que antes de hacer tales comentarios se informe bien de los que somos, ecologistas, animalistas... o como nos quiera llama. Pues la mayoría de nosotros respetamos tanto la vida que somos incapaces de comernos a los animales.

Para nosotros el maltrato animal no esta solo en una plaza de toros. Esta en cualquier fiesta en la que se torture por mero placer a un animal, esta en aquellos hogares donde se pegan a los perros hasta la muerte, porque su "dueño" simplemente piensa que son inferiores, en cada ganadero que tortura a sus reses y las tiene en malas condiciones, en cada cazador que disfruta con la muerte, en cada animal que es abandonado... Generalmente somos más sensibles que el resto de las personas, quizás porque no nos tapamos los ojos ante la verdad, ante lo que se esconde detrás de un matadero, o el dolor que hay tras un abrigo de piel, abrimos los ojos a todas aquellas cosas que la mayoría de la gente prefiere ignorar y pensar que no existe. Por ello luchamos día a día, porque se conozca toda la verdad, por que haya información, por que la gente abra de una vez sus ojos y su corazón. Por que aprendan de los animales, porque creeme que ellos tienen mucho que enseñarnos.

Y lo mismo le digo con aquellos niños que mueren de hambre, sida... en países que están olvidados, o más bien que queremos olvidar. Personalmente también lucho por todo ello, colaboro todo lo que puedo, tengo tres niños apadrinados, soy de aldeas infantiles... todo aquello que pueda dar es poco, porque para mí el derecho a una vida digna lo tiene tanto un animal como un ser humano. Pobre niños que mueren porque sus madre quieren matarlos, en eso estoy de acuerdo, pero no podemos llegar a arrancar un feto de su madre para cuidarlo y amarlo, sino ten por seguro que también lo haríamos.

Nosotros no somos los malos, ni los salvajes, ni los barbaros...

Noticias relacionadas

Una guerra que nos ocultaron por ochenta y seis años

Hace ocho décadas estallaba una de las primeras guerras encendidas por la chispa del petróleo, que en las siguientes décadas encendería llamas de avaricia imperialista sin precedentes

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLII)

Lo que siguió a esto fue una querella criminal contra estos sacerdotes del Opus Dei

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLI)

Poderoso señor es don Dinero

Cuando ruge la marabunta

Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954)

Límites de la justicia

​Discrepamos del enfoque del abogado Carles Mundó, político adscrito a ERC, respecto a las consecuencias del 155 en el cambio de orientación de las perspectivas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris