Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Las fiestas y la generosidad

Xus D. Madrid (Gerona)
Redacción
lunes, 1 de enero de 2007, 18:49 h (CET)
Una de las más sutiles armas contra las fiesta religiosas que gozan todos, creyentes y agnósticos, es acusarlas de estimular el consumo. Con sus remordimientos por el pecado que creen cometer, muchos cristianos de buena voluntad aceptan los improperios contra el gasto, en lugar de rechazarlos recordando que las Navidades son, precisamente el primer ejemplo de liberalidad y generosidad alegre.

No olvidemos también que los Reyes Magos hicieron un largo recorrido, generoso, para adorar al Niño, al que regalaron oro, incienso y mirra. Supongo que con este oro, José y María pudieron pagar el viaje que hicieron seguidamente a Egipto. Con el regalo de las Magos perfumaron el ambiente, hicieron más agradable la vida a los que tenían a su alrededor y pagaron el viaje.

Lo contrario de esa generosidad es Judas, el traidor por dinero, el que afea a María, probablemente la Magdalena, que derramara sobre los pies de Jesús, ya adulto, una esencia de trescientos denarios que, decía, le irían muy bien a los pobres, Jesús salió en defensa de María.

¿No les parece que la hipocresía de los puritanos y de los políticamente correctos exige que la gente no se lo pase bien y en todo caso, si lo hacen, que tengan cargos de conciencia? ¿Desde cuando la Navidad no es para vivir la generosidad a ejemplo de cómo la vivieron Jesús, María y José?

Noticias relacionadas

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás

Complot de iluminados para asesinar al Kingfish

Inquietantes datos detrás de asesinatos políticos fundamentan teorías conspirativas que por mucho tiempo se consideraban producto de una paranoia delirante

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris