Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El 2007

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
domingo, 31 de diciembre de 2006, 01:50 h (CET)
Un nuevo año. ¡Cómo pasan los años .. , y cómo pasamos nosotros¡. Un año más sí, pero también un año menos.. Según se mire. Todo es relativo . Todo fluye, todo pasa, decían los griegos. Todo es efímero, dice la Biblia. Vivimos instalados en lo provisional. Ninguno es espectador de la vida, como el que está sentado en la orilla y ve pasar las aguas del río, sino que vamos inmersos en la corriente que nos arrastra a todos. ”Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar, que es el morir “, nos recuerdan los versos de Jorge Manrique.“No se engañe nadie, no, pensando que ha de durar lo que espera, más que duró lo que vio, porque todo ha de pasar de igual manera”. Y es que nadie puede retener la vida, ni sus momentos más dichosos. Es como el agua, que se nos escapa de entre las junturas de los dedos.

Los epicúreos romanos habían acuñado un lema: “ Carpe diem¡ “, aprovecha el día .El momento presente es lo único que tenemos. El pasado es como un sueño -ya lo dijo Calderón - y el futuro no es aún llegado. El futuro último, definitivo, del hombre, no es la muerte, ni el sepulcro, sino DIOS. Hacia él nos encaminamos todos, más o menos conscientes. Este es el meollo principal de la divina revelación. Dios nos regala un nuevo año como un libro en blanco, para que cada uno escriba o emborrone a su libre albedrío. Somos, por consiguiente, cada cual, responsables de lo que hagamos en la vida y con la vida. No sería mal propósito para el nuevo año: ¡Vive y deja vivir¡ ¡Feliz Año Nuevo!

Noticias relacionadas

Una economía plenamente solidaria

Hoy se requiere una fuerza copartícipe mundializada, donde todo individuo se sienta responsable de los demás, y cada cual sea honesto consigo mismo

Operación serrín y estiércol en el Congreso de los Diputados

Ni azar ni nervios descontrolados

Cuando no hay espacio para más y aun así… nos apretamos

Es realmente emotivo, y posiblemente recuerdes durante años la mirada del perro cuando le pusiste la correa

Tararí, tararí, periodo electoral

¡Qué destructivo es la suma del orgullo, vanidad, egolatría e incultura!

La esencia del protocolo es su oficialidad

La comercialización y el uso abusivo del término desvirtúan su significado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris