Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   Crítica concierto   -   Sección:   Revista-musica

Estirpe - Sala Q (Sevilla) 16/12/2006

J. M. Vilches Alonso
Redacción
domingo, 31 de diciembre de 2006, 23:00 h (CET)
Por segunda vez este año Estirpe venían de nuevo a Sevilla, ahora con un nuevo trabajo en la calle: “El sentido de la calma”, un gran disco acústico y una gran apuesta por el sonido de sus canciones más emblemáticas desprovistas de la amalgama sonora que caracteriza a la banda. Sin embargo, en esta gira no están presentando su nuevo álbum, sino que han continuado con la de su anterior álbum “Inventarse el Mundo”, un hecho que sin duda les vendrá muy bien para seguir dando a conocer el que es hasta hoy quizás su mejor disco y que no había gozado de todo el interés que requiere. Venían acompañados de unos teloneros a los que no tuvimos ocasión de ver, pero que por comentarios posteriores entendí que no levantaron demasiado a la escasa audiencia allí congregada.




Una vista de todo el escenario a comienzos del concierto

Estirpe abrió el concierto con “Mi revolución”, uno de los grandes temas de “Inventarse el Mundo”. Casi en su totalidad desgranaron aquel trabajo de 2005, con cortes como “Vértigo”, “América” –el que fue primer single- “Saber esperar”, “Más azul” y “El color de mi voz”. Para éste último hicieron una introducción con el famoso tema discotequero de Bob Sinclair “Everybody dance now”, que fueron mezclando con su propio sonido. También hubo lugar para momentos más tranquilos con “Llámalo perdón” y la imprescindible “Llévame”, con una preciosa introducción de flauta.




Miguel Ángel Mart,
vocalista y principal compositor.

De su álbum “Ciencia” ejecutaron temas como “El mundo del revés”, “Hazme creer”, “Mi bella condición” y el que, personalmente, me parece el mejor de ese disco: “En Ruanda o en París”; una gran composición acompañada de una letra cargada de compromiso. También pudimos disfrutar de una mezcla de canciones de sus dos primeros discos, entre las que se incluyeron “O’Sole mio”, de su segundo disco “Víctimas del mismo sol”, en la que Miguel Ángel Mart hizo gala una vez más de su tremenda capacidad vocal.




Estirpe en un momento de la actuación.

Una de las perlas de este repertorio fue sin duda la versión de Depeche Mode “Walking in my shoes”, un tema que les viene perfecto para sus actuaciones en directo y que muestra de dónde proceden en gran medida las partes más electrónicas de sus composiciones.




Estirpe

Quizá la escasa duración del concierto –hora y media- y la falta de uno de sus temas más emblemáticos para sus seguidores “Mar de inspiración” fueron las únicas faltas que se le puedan achacar a la banda, ya que su actitud en el escenario fue impecable, interactuando continuamente con el público y buscando en todo momento levantar a las 100 personas que allí hubo. Al término de su actuación toda la banda atendió a aquellos que deseaban una firma en sus discos o hacerse una foto, charlando incluso con los que allí se reunieron sobre diversas cuestiones de la banda. Una actitud que es la esencia de una formación humilde y que al mismo tiempo factura en los últimos años lo más innovador del panorama del rock español.




Miguel Ángel Mart en una esquina del escenario.





José Miguel, Miguel Ángel Mart y Loren Gómez, bajista, voz y
guitarrista de Estirpe (de izqda. a dcha.)



____________________
Fotos: Marta Esther G. Fernández.
Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris