Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   La Cesión   -   Sección:  

Sevilla tiene un color especial

Antonio Álvarez
Antonio Álvarez
viernes, 29 de diciembre de 2006, 01:17 h (CET)
Decían Los del Río que Sevilla tiene un color especial. Y no les falta razón. En este caso Híspalis acogió anoche un encuentro de fútbol entre la selección de Andalucía y un combinado de jugadores palestinos-israelíes. El resultado es lo de menos (3-1 para Andalucía) porque en estos tiempos ver a Israel y Palestina unidos por algo es casi una utopía.

Este equipo, conocido como la Selección de la Paz, ha jugado ya tres
encuentros de carácter, claro está, amistoso, desde que Simón Peres
impulsara su creación, frente a Bayern de Munich, F.C. Barcelona y, ahora,
Andalucía. El tradicional partido amistoso de la selección regional ha sido
una dedicatoria para todos aquellos que creen en un futuro lleno de paz y
armonía, en el que la unión entre los pueblos y la concordia sean los únicos
reyes.
El deporte nos brinda de vez en cuando con alegrías como esta. El propio
Barça aceptó hace ya unos meses ceder el espacio publicitario de su camiseta
a UNICEF de manera totalmente gratuita. El anual partido contra las drogas
es otro acontecimiento altruista de nuestro fútbol. Aunque, cada año que
pasa, esta incondicional cita pierde la importancia y celeridad de la que
gozaba años atrás.
En el periodo navideño, Zinedine Zidane y Ronaldo acostumbraban a reunir a
sus amigos futbolistas para jugar una pachanga en beneficio de la pobreza.
Este año, ha sido Robinho el que ha organizado un encuentro amistoso en
Brasil. La entrada al campo se abonaba con comida, es decir, que todo,
aficionado que quisiera ver el partido debía pagar con alimentos y no con
dinero.
En ocasiones el deporte provoca situaciones de violencia y racismo, cuando
en realidad es un vínculo de unión. Corea del Norte y Japón siempre han
estado enfrentados. Hay una anécdota: cuando la península coreana estuvo
ocupada por lo japoneses, Sohn Kee Jung, coreano de nacimiento, conquistó
para los nipones una medalla en los JJ.OO. de Berlín de 1936. Aunque fue la
organización de la Copa Mundial de Fútbol 2002 la que logró unir a Corea del
Norte y Japón, y cerrar una herida abierta desde años.

Ahora se habla de que Pekín 2008 haya ofrecido a Taiwán acoger algunas
pruebas de los Juegos Olímpicos. Algo impensable si tenemos en cuenta la
política de enemistad entre ambos países y el ansia del "gigante" por
anexionarse la isla.
Esto es lo que tiene la Navidad, una época en la que todos nos volvemos
mejores personas, tendemos la mano al prójimo y olvidamos las diferencias.
Lástima que la Navidad no durara todo el año.

Próspero año nuevo amig@s.
Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris