Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Detractores de las corridas

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
jueves, 28 de diciembre de 2006, 14:45 h (CET)
Es chocante el comprobar los epítetos y descalificaciones que usan en su léxico los detractores de las corridas de toros. Expresiones como “barbarie”, ”vergüenza nacional”, “crueldad”, “brutalidad”,”falta de sensibilidad” etcétera.,están a la orden del día.

La defensa de los toros les ciega para no condenar la crueldad que se emplea para con la generalidad de los animales, incluso con los que ellos se alimentan.

Lo peor es comprobar que no manifiesten idéntica rotundidez y condena, contra la barbarie , crueldad, brutalidad y vergüenza global que se usa con seres humanos. No son pocos que se quedan insensibles frente al genocidio –en España más de 100.000 abortos al año-de seres humanos, inocentes, e indefensos, en el seno de sus madres. Esta doble moral tiene un nombre: hipocresía.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris