Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Ahora, gobernar en Madrid

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
jueves, 28 de diciembre de 2006, 14:45 h (CET)
Ha sido el dilema eterno de Convergència i Unió, formación política tan fuerte como indefinida.. ¿Gobernar en Madrid, o no? ¿Entrar a formar parte del Gobierno central, o quedarse al margen? A lo más a que, hasta ahora, se ha atrevido ha sido apoyarlo desde el Parlamento –fuese el Ejecutivo del PP o del PSOE- o con pactos puntuales. ¿Cómo se iba a contaminar formando parte de un Ejecutivo español? Su nacionalismo catalán debía permanecer inmaculado. Quizás fue el gran error de Jordi Pujol.

Porque en el seno de CiU siempre ha habido voces discrepantes. La más destacada de antaño fue la del gran parlamentario Roca Junyent; ahora la más fuerte y relevante es la de Duran Lleida, una cabeza política bien preparada Aquel fue desplazado al ostracismo político. Es posible que Duran tenga mejor suerte. En los dos casos, una apuesta clara: gobernar en Madrid. Entrar en los gobiernos centrales, como hicieron sin ningún empacho los socialistas nacionalistas catalanes Narcís Serra, Ernest Lluch y Joan Majó, por ejemplo. Y ahora los socialistas gobiernan en Madrid y en Cataluña.

Ya no vale el lamento –y advertencia- de Duran: si CiU hubiese estado en el Gobierno de Madrid “quizás ahora Artur Mas seria el President de Cataluña, y no José Montilla”. Ni valen las medias tintas del convergente Felip Puig: “no creo que en estos momentos se den las condiciones necesarias para dar una respuesta positiva”, pese a que asegura que “en distintos momentos, antes y después de las elecciones, el PSOE ha lanzado cantos de sirena”.

Pero se desprende claramente, de estas y de otras declaraciones que se vienen produciendo, que CiU desea formar parte del Gobierno de Madrid. En Cataluña es muy probable que les esperen largos años en la oposición. Montilla va a gobernar con mano férrea para que el Tripartito no vuelva a fracasar estrepitosamente, aunque sea aparcando muchas de las decisiones que requiere el país, pero que podrían dividir al Govern. Y los socios del Tripartit ya han empezado a hacer y seguirán haciendo exhibiciones de travestismo –aparente o real- para- para no perder la silla.

Ante esta perspectiva, “jugar la carta de gobernar en Madrid”, como dice Duran, se impone por su propia lógica. Ya “no hay otro Pujol” –en gran parte producto de unas circunstancias concretas- que pueda volver a aglutinar la suficiente masa nacionalista , catalanista o simplemente ciudadana, para gobernar en solitario en Cataluña. Es la hora de los pactos y de las alianzas.

Y Zapatero, cuya estrella puede ir decayendo –como apuntan las encuestas- pueda necesitar apoyarse con alguien más que con ERC i ICV, para seguir en La Moncloa. Puede ser la hora –y el desquite- de CiU. La tesis de Pujol habría periclitado de cara al futuro.

____________________

Wifredo Espina. Periodista y exdirector del Centre d’Investigació de la Comunicació

Noticias relacionadas

Emprender desde el corazón

Lo complejo es la capacidad de encontrar el camino para dar respuesta a los problemas y desafíos que tenemos

Greta Thunberg: “Se avecina un cambio, les guste o no”

a Cumbre de Acción Climática tiene como objetivo “acelerar las transformaciones que se necesitan con urgencia e impulsar acciones que beneficien a todos”

El Parlamento de Navarra pide disculpas a Casa Real

Cuatro años después, el Parlamento de Navarra, "expresa a la Casa Real sus disculpas por la falta de invitaciones"

Otra incongruencia. Déficit mundial de azúcar

Domingo Martínez Madrid, Burgos

Otra oportunidad

Carlos Castro Martínez, Valencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris