Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Frustración y recelo

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
viernes, 29 de diciembre de 2006, 10:23 h (CET)
Para eso no hacían falta alforjas. Los días previos a la reunión se había preocupado cada uno de dejar claras sus respectivas posturas. Mariano Rajoy, por si había sorpresas, había enumerado ante los medios de comunicación los planteamientos de su formación y el presidente seguía en sus posturas iniciales, lo que hacía pensar que la reunión del viernes podía convertirse en un diálogo de besugos, en una conversación de sordos y en una exposición de mudos. En definitiva, más de lo mismo: incertidumbre, desconfianza, frustración, olvido y recelos. Es la forma de hacer política cuando los dos principales partidos del arco parlamentario tienen pendiente una regeneración. Parece que han tocado fondo y la ciudadanía está harta de aguantar insensateces; como si todos los problemas de los españoles estuvieran resueltos.

En política cada vez hemos de extrañarnos de menos sucesos. Rodríguez Zapatero sabe por las encuestas que la ciudadanía no va a perdonar muchas de sus caprichosas e inmaduras actuaciones. Su bobalicona sonrisa le traiciona cada vez que miente, del mismo modo que a Felipe González le jugaba malas pasadas su estrabismo en este mismo sentido. Zapatero no es ajeno al aumento del desprecio ciudadano a su figura, de un año a esta parte, y a la generalización de los silbidos allí donde acude. Y es que han empezado a perjudicarle seriamente planteamientos meloneros, al más puro estilo socialista, como la Alianza de Civilizaciones, la falta de ajustes ante el fin del ciclo de bonanza económica, su alejamiento de la ley de partidos, sus órdenes de relax hacia la judicatura en temas de violencia callejera, presuntos e infundados compromisos con la banda terrorista, incitación ‘retro-progre’ al laicismo caduco, incapacidad para renovar su equipo de gobierno, desprecio e incompetencia hacia la inmigración y los inmigrantes, claudicación en los grandes temas de Estado y excesiva permisividad con el terrorismo hasta el punto de haber conseguido revitalizarlo, por citar algunos de los más relevantes.

Mariano Rajoy también se encuentra en una difícil encrucijada. En su partido falta orden, mucho orden. La formación se le ha ido de las manos y su liderazgo está en entredicho. Hay un dato demoledor hacia su liderazgo, como es el hecho de no haber sido capaz de pactar ninguno de los temas de Estado con el Gobierno: ni las huestes de Zapatero lo hacen todo mal, ni en la formación de Rajoy se hace todo bien. Si Mariano Rajoy no hubiera aceptado reunirse con el presidente Zapatero, sin duda habría supuesto el inicio del declive definitivo de su liderazgo; por eso ha acudido, pero dejando claros sus planteamientos, antes de que pudieran torcerse por imprevistas circunstancias. Y a punto ha estado de hacer el ridículo: si sobre las mismas cuestiones él ha entendido al presidente unas cosas, y De la Vega otras bien distintas, estamos ante un problema de alcance. Y seguro que ninguno de los dos es analfabeto funcional.

Ante lo que pudiera pasar en la reunión, Batasuna tenía que jugar su papel no fuera que acabaran poniéndose de acuerdo los socialistas y los populares, con lo que ello supondría de negativo para la banda y su entorno. Con sus planteamientos sobre Navarra, la autodeterminación y las miserias que ETA pretende para Euskal Herria, Otegi ha vuelto a incordiar. De nuevo se ha convertido en la mosca ‘cojonera’ del principal tema de Estado; es tan hábil el ‘fantasma’ Otegi que sale en la foto cuando le place. Y eso que está ilegalizado, fichado y amenazado. Pero lo peor de todo: la derecha popular se está cavando su propia tumba y a la siniestra socialista le está saliendo el tiro por la culata. Más de lo mismo: frustración y recelo.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris