Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Estupefactos

Pascual Mogica
Pascual Mogica
lunes, 25 de diciembre de 2006, 07:58 h (CET)
Hay que ver que dados en el PP a quedarse estupefactos por cualquier iniciativa o acción del Ejecutivo que preside José Luis Rodríguez Zapatero.

Rajoy, a raíz de la noticia de que el Gobierno ha mantenido contactos con ETA ha puesto de manifiesto que se quedó “estupefacto” ante este hecho. Hay ocasiones en que uno se queda “estupefacto” y ello puede ser por motivo de que no se ha enterado bien de lo que sucede o bien por que su corto nivel intelectual no le alcanza a ver el verdadero sentido del hecho en cuestión. No creo que Rajoy, ande corto de entendederas, pero muy sobrado, lo que se dice muy sobrado, no va. Es más, hasta su vocabulario parece ser que se le ha quedado escaso, no hay más que ver que siempre repite las mismas palabras.

Sin embargo nadie se quedó “estupefacto” cuando la tregua de ETA en 1998 con lo que Aznar hizo y dijo. Aznar dijo que sería generoso, Aznar acercó presos etarras a las cárceles vascas, Aznar excarceló a algunos centenares de presos etarras, o cuando el que sigue mandando en el PP, es decir Aznar, llamó a ETA Movimiento de Liberación Nacional Vasco, ni cuando personas enviadas por él mantuvieron dos reuniones con ETA a pesar de que ETA había matado hacía muy poco, hoy lleva tres largos años sin hacerlo, ni cuando el presidente de Navarra por puro seguidismo dijo que Navarra “también sabría ser generosa”. Nadie, absolutamente nadie, se quedó “estupefacto”. Hoy el Gobierno de Zapatero, que no ha acercado presos, que no ha excarcelado a presos, que no ha dicho que va a ser generoso, que sigue llamando a ETA tal cual, que se ha reunido con representantes de ETA como hizo el PP, Rajoy manifiesta el Gobierno le deja “estupefacto”.

Estupefacción la hay, pero no es a Rajoy al que le afecta, el pasmo se manifiesta en la opinión pública, en los ciudadanos españoles, que ven sorprendidos como se quedan “estupefactos” en el PP por que han sucedido algunas de las cosas que ellos hicieron con la mayor naturalidad, sin contar con el Parlamento ni con la oposición mayoritaria, y que aún a pesar de ello nadie les criticó. Al contrario, les apoyó en todo.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris