Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   -   Sección:   Opinión

El Mediterráneo sin prospecciones petrolíferas

Es evidente que la extensión del mar Mediterráneo es mucho menor que la de océanos como el Atlántico o el Pacífico
José Manuel López García
martes, 2 de diciembre de 2014, 08:06 h (CET)
Es desaconsejable la realización de prospecciones en la zona del golfo de Valencia, por razones medioambientales muy claras. Existe un corredor de migración de cetáceos y tortugas marinas, que se verían afectadas negativamente, por los cañones de sonido de aire comprimido, que se emplean para la elaboración de mapas de las estructuras marinas. Ya que emiten sonidos cada 10 segundos, y lo harían por medio de una embarcación que sondearía un área de 2.400 kilómetros cuadrados.

Estas especies animales están protegidas por las diversas legislaciones existentes actualmente. El delfín mular y el rorcual común no deben sufrir un impacto negativo, que puede conllevar consecuencias indeseadas para su supervivencia. De todas formas, parece ser que se realizará una declaración de impacto ambiental negativo. Incluso el Ministerio de Medio Ambiente en un informe concluye que «estas especies siempre recibirán un impacto difícil de minimizar».

Además, es evidente que la extensión del mar Mediterráneo es mucho menor que la de océanos como el Atlántico o el Pacífico, y esto supone, que deben tomarse medidas especiales de conservación de la fauna marina del Mare Nostrum. El estrecho de Gibraltar de una anchura aproximada de unos 14 kilómetros, es el espacio de contacto con el Atlántico, y esto sucede desde hace aproximadamente un millón de años, porque la formación de este mar interior europeo es de este periodo, al producirse terremotos y cataclismos que abrieron el estrecho.

Porque la conservación del medio ambiente marino en todas las áreas de nuestro planeta es, sin duda, esencial, ya que es el patrimonio natural del presente, y de las futuras generaciones que nos sucedan, y no debemos destruirlo.

Se ha hablado muchísimo sobre esta cuestión, y se han escrito ríos de tinta sobre la preservación de la Naturaleza, pero es necesario pasar a los hechos, y mostrar las consecuencias del modelo económico depredador sobre el mundo animal y vegetal.

Ya existen reservas petrolíferas perfectamente localizadas, y considero que es suficiente. Porque si la búsqueda constante de nuevos yacimientos de hidrocarburos no termina, la dependencia del petróleo no acabará. Y esto, a pesar de las predicciones aproximadas de los expertos, acerca del final de la extracción de las bolsas de petróleo, que se han formado en periodos de tiempo enormes.

Los mares y los océanos no deben convertirse, gradualmente, en una especie de vertederos de los desechos producidos por los seres humanos. Y por desgracia esto ya está ocurriendo en algunas áreas costeras de ciertos océanos, y también se acumulan en algunas zonas de alta mar residuos llevados por las corrientes. Ya es conocida una zona del Pacífico, en la que se forma una especie de isla de basura causada por la industria humana.

La gran alternativa ya existente desde hace decenios, pero que ahora parece que cobra más fuerza, gracias a los avances tecnológicos y científicos, es, indudablemente, la energía sostenible proporcionada por la fuerza eólica, la energía solar, y otras fuentes energéticas no contaminantes, o que lo son mucho menos que el petróleo y sus derivados.

La opción, a mi juicio, más racional y sensata es promover de un modo mucho más decidido el coche eléctrico y no, simplemente, los automóviles híbridos, que no resuelven en gran medida, el problema de los agentes contaminantes en las ciudades. Aunque esto debe ir unido a otra serie de medidas aplicadas a las grandes industrias, para que no contaminen el globo.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Crisis política catalana

Las medidas aprobadas irán al Senado y se verá lo que sucede

Dos peligros al acecho: elecciones y contagio prematuro

“La verdad se fortalece con la inspección y con el examen reposado; la falsedad se aprovecha de la prisa y de la indecisión” Tácito

A vueltas con nuestra democracia

Unas modestas reflexiones sobre el poder y las leyes

Quien deja de aprender no puede madurar espiritualmente

¿Por qué y para qué hago esto y lo otro?

¿Llama la muerte a la puerta?

La muerte es un problema que preocupa pero que no se le encuentra solución
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris