Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

El 'gran chico'

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 24 de diciembre de 2006, 09:29 h (CET)
El presunto líder del PP, y cada vez se acentúa más lo de presunto, Mariano Rajoy, se debate entre la actitud paternalista con que le trata Aznar y la actitud patética que se observa en el propio Rajoy, a la hora de querer dejar claro quien es quien en el PP.

Rajoy, en una entrevista que publicó en diario gratuito 20 Minutos, aseguró que en el Partido Popular él manda más que el ex presidente del Gobierno, José María Aznar. Más patético no se puede ser. Si eso que afirmaba Rajoy, es cierto, ello no es motivo para proclamarlo públicamente, por que eso se vería a la legua. Se manifiesta de ese modo por que él es consciente de que todo el mundo se ha dado cuenta de que es un pelele en manos de Aznar, y de los dos monaguillos de éste, Acebes y Zaplana. Lo que es evidente siempre resulta ser cierto y por ello las afirmaciones, en uno u otro sentido, hay que obviarlas.

Por otro lado se ha encontrado, Rajoy, con que Aznar le trata como si fuera un miembro de Nuevas Generaciones, la muchachada del PP, y emplea con él un tono paternalista. Sin ir más lejos cuando Ana Rosa Quintana, le preguntó a Aznar, el pasado día 19 en Tele5, sobre como veía a Rajoy, Aznar le respondió que es un “gran chico”. No un gran hombre, no, un “gran chico”. Menos mal que no le calificó como un “buen muchacho”. Pero creo que entre “chico” y “muchacho” no hay una diferencia muy notable, al fin y a la postre es un adolescente. Aznar, añadió a lo dicho, que Rajoy “sabe lo que tiene que hacer”. Esto suena muy parecido a “a Rajoy, le he dicho lo que tiene que hacer”, que no sería tan descabellado ni improcedente el pensar que esto pueda ser así.

Pero por si acaso el “gran chico” se llega a creer que es alguien, Aznar dejó bien claro en la entrevista en Tele5 que el no proponía a su esposa, Ana Botella, para candidata a la presidencia del Gobierno, pero también dejo claro que “¿Por qué no?” asegurando que “lo haría muy bien”. El mensaje no era para sordos, le estaba aclarando al “gran chico” que a más de Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón para optar a esa nominación está también Ana Botella. Por lo tanto “gran chico”, cuidado con lo que haces y dices y desde luego ni te atrevas a intentar volar por tu cuenta.

Noticias relacionadas

Una economía plenamente solidaria

Hoy se requiere una fuerza copartícipe mundializada, donde todo individuo se sienta responsable de los demás, y cada cual sea honesto consigo mismo

Operación serrín y estiércol en el Congreso de los Diputados

Ni azar ni nervios descontrolados

Cuando no hay espacio para más y aun así… nos apretamos

Es realmente emotivo, y posiblemente recuerdes durante años la mirada del perro cuando le pusiste la correa

Tararí, tararí, periodo electoral

¡Qué destructivo es la suma del orgullo, vanidad, egolatría e incultura!

La esencia del protocolo es su oficialidad

La comercialización y el uso abusivo del término desvirtúan su significado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris