Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Kyrios

Nieves Fernández
Nieves Fernández
domingo, 24 de diciembre de 2006, 09:29 h (CET)
Kyrios es Señor en griego. Por eso Kyrios es el título de la última exposición de la Fundación Las Edades del Hombre, Fundación que lleva desde bastantes años realizando las mejores exposiciones universales de arte sacro. Al visitar cualquiera de ellas, no es raro escuchar comentarios sobre cualquier exposición de Las Edades del Hombre que se pueda recordar: “Yo estuve en Astorga”, “Nosotros en Salamanca”, “Pues yo disfruté Las Edades del Hombre de León, pero con un frío de muy señor mío”. Sin embargo, podemos recordar que doce han sido las ciudades donde se han celebrado estas macro-exposiciones que aúnan no sólo arte sacro sino también viajes culturales, turismo, arte en general y gastronomía. Diez ciudades han tomado la Comunidad de Castilla- León como sede: Valladolid, Zamora, Burgos, León, Astorga, Burgo de Osma, Palencia, Salamanca, Segovia y Ávila. Pero además, ha trascendido fuera de nuestras fronteras y de nuestro continente como han sido las ciudades de Amberes y Nueva York.

Estas ya famosas exposiciones reúnen cientos de piezas de escultura, de pintura, de orfebrería, libros litúrgicos, tapices y múltiples objetos religiosos que han sido expuestas ante una cifra global de ocho millones de personas. Se da el caso que a veces son piezas que salen por primera vez del convento de clausura donde han sido venerados tan sólo por los religiosos. De ahí la importancia que tienen estas muestras. La última de estas artísticas Edades la conforma la muestra que se ha dado cita en Ciudad Rodrigo (Salamanca) desde el pasado verano hasta diciembre. Las exposiciones toman diferentes nombres según las piezas mostradas. Kyrios se ha estructurado en cinco capítulos. En el primero, titulado “Según las escrituras”, se exponen los anuncios de la llegada de Cristo a través de 29 piezas. Destaca una imagen de la Virgen embarazada, una de las pocas imágenes donde se descubre su estado de buena esperanza, una imagen por otro lado bella y natural, o en cualquier caso diferente que se queda grabada en la retina, independientemente de la época artística a la que pertenezca.

El segundo capítulo es “Puso su morada entre nosotros” se exponen más de 50 obras de arte referidas al nacimiento e infancia de Jesús. El tercer capítulo estuvo dedicado a “Pasó haciendo el bien”, es decir sobre su predicación y milagros explicados en 17 piezas. El cuarto se refiere “Los amó hasta el extremo” conforma la gran exposición con 94 piezas que representan el Misterio Pascual desde la entrada en Jerusalén, pasando por la Pasión, Muerte y Glorificación. Por último, el capítulo 5, titulado “Ven Señor, Jesús”, resume en 9 piezas la escatología de su venida al mundo como Salvador . En total 200 obras que provienen en su mayoría de Ciudad Rodrigo, de otras diócesis de Castilla-León y algunas de la vecina Portugal. Destaca cómo la imaginería de la propia Catedral de la ciudad castellano-leonesa se hace protagonista de la exposición ofreciendo sus vestigios románicos, góticos y neoclásicos. Todo ello en el mejor marco de Miróbriga o Augustóbriga, que así también se llama esta ciudad medieval y que debe su nombre al noble conquistador Rodrigo que la conquistó de la ocupación árabe. Cada quincena destaca su teatro de calle por actores de la localidad donde nos cuentan la historia de la ciudad desbordando imaginación, ingenio y buen hacer de escena. Se rumorea que Kyrios será la última de las Edades del Hombre, echaremos en falta su artística y cultural fuerza.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris