Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El gobierno catalán causa dolor a discapacitados

Enrique Arau (Gerona)
Redacción
lunes, 25 de diciembre de 2006, 15:00 h (CET)
Existen personas aquejadas de una enfermedad denominada agorafobia. A estas personas les resulta imposible circular por la vía pública o asistir a reuniones sin estar acompañadas de una persona de su confianza que las protege de todos los peligros que estas personas imaginan. Es una enfermedad que disminuye su capacidad. Las discapacita. Existe otro colectivo, personas que sufren de transtorno de personalidad que, también, este transtorno las discapacita. Algunas de estas personas tienen informes de sus psiquiatras en el sentido de que deben ir acompañadas si una reunión les puede causar angustia. Esta persona se ocupará de protegerlas y auxiliarlas en caso de que sufran un transtorno durante la entrevista.

El punto 1.3 de la carta de los derechos y deberes de los ciudadanos en relación a la salud y a la atención sanitaria, que fue aprobada con carácter programático en la sesión de gobierno del Consejo Ejecutivo de la Generalitat de Catalunya, en fecha 24 de julio del año 2001 y que, hasta el momento, no ha sido modificada, dice claramente que los enfermos mentales tienen derecho a actuaciones específicas.

El Instituto catalán de evaluaciones médicas dispone de un colectivo de médicos ocupados en funciones de inspección que nunca, jamás, permiten que un paciente, sea o no discapacitado, esté acompañado en la reunión de inspección que tienen con los enfermos que están evaluando. Esto produce, a veces, graves consecuencias de ansiedad y dolor a este tipo de enfermos que, muchas veces, deben ser tratadas clínicamente.

Desde mi punto de vista esto es una penalización extraordinaria que reciben los enfermos debido a que los médicos actores del ICAM incumplen el punto 1.3 de la mencionada carta de derechos y deberes que indica claramente que este colectivo tiene derecho a actuaciones específicas, como puede ser el hecho de ir acompañadas de una persona de su confianza. El Instituto catalán de evaluaciones médicas depende del gobierno catalán. El gobierno catalán hace sufrir a un colectivo de pobres seres desgraciados.

Noticias relacionadas

Sectas y partidos políticos

Los nombres, identidades, intenciones e ideologías importan

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris