Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

¿Y después de Fidel? ¿Que podrá pasar con Cuba?

Isaac Bigio
Isaac Bigio
jueves, 21 de diciembre de 2006, 23:24 h (CET)
En la segunda mitad del 2006 cayeron gravemente enfermos los tres últimos grandes protagonistas de la Guerra Fría en América Latina: Alfredo Stroessner, Augusto Pinochet y Fidel Castro. Los dos primeros murieron tras haber sido los últimos dictadores militares hispanoamericanos mientras que el tercero agoniza tras haber dejado el liderazgo de la única ‘dictadura proletaria’ del hemisferio.

Tanto Stroessner como Pinochet murieron mucho después de haber sido arrojados del poder y sin honores de jefes de Estado. A sus funerales fueron pocos mientras gran parte del país (incluido el oficialismo) no lloró o festejó ese hecho. Sin embargo, ambos pueden ver como el sistema económico que defendieron a mano de hierro es continuado por los nuevos gobiernos democratizantes. En Chile la Concertación ha mantenido en sus 4 administraciones el monetarismo económico que cimentó Pinochet. En Paraguay el mismo partido colorado de Stroessner sigue en palacio, aunque con un presidente hostil al ex dictador.

En el caso de Fidel no se puede saber cuan cerca o lejos está de la muerte. Sólo sabemos que desde Agosto todos sus cargos fueron transferidos y que durante los festejos por su 80 aniversario él no pudo, si quiera, recibir la visita de varios presidentes amigos que llegaron a Cuba. Diversas fuentes hablan que él podría tener un cáncer en el aparato digestivo y que éste pudiese ser terminal.

Si Fidel fallecería él lo haría habiendo llegado a ser el mandatario republicano que más tiempo ha estado en el poder. El moriría, a diferencia de Pinochet y Stroessner, una década más joven pero sería enterrado con los más altos honores y con millones de personas que asistiesen a sus ceremonias fúnebres.

Sin embargo, ¿podría el sistema económico que él sembró sobrevivirle? La economía estatizada y planificada, que él fundó, ha demostrado ser un modelo incompatible con la democracia representativa. El intento de combinar ambas culminó en una represión generalizada (como en Hungría 1956 y Praga 1968) o, en el caso soviético, con la destrucción del plan socializado.

El régimen tiene 3 formas para intentar sobrevivir. Una es la de seguir el camino chino y vietnamita de buscar atraer capitales extranjeros pero sin abandonar el monopolio del Partido Comunista, algo que podría estar implícito en el discurso de Raúl Castro donde envió una rama de olivo a EEUU.

Otra es, que se de paso a un Gorbachov (que muchos quisieran fuese Raúl), algo que no verían mal algunos nuevos aliados izquierdistas recientemente electos en América Latina, aunque el multipartidismo podría acarrear el restablecimiento del capitalismo y el fin del monopolio de la élite castrista.

Una tercera vía, como la que pregona Celia Hart, es retomar a Trotzky y profundizar e internacionalizar la revolución, lo cual es algo que teme la propia nomenclatura quien se sentiría más a gusto emulando el sendero chino.

Pinochet y Stroessner pueden haber tenido pequenhos funerales pero murieron sabiendo que su sistema económico sobrevivirá. Castro, en cambio, morirá sabiendo que será enterrado por multitudes pero con la no certeza que su ‘socialismo’ supervivirá muchos años más.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris