Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

Constitución y concordia

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 21 de diciembre de 2006, 23:24 h (CET)
Todo aquello que se pretende que se plasme en la Ley de la Memoria Histórica es algo que de hecho subyacía en la sociedad española y que estaba ahí larvado pero sin que ello supusiera un sentimiento de rencor, de odio o de revancha, se trataba de una cuestión muy simple: Resolver y aclarar que había sido de los miles de españoles desaparecidos durante la represión franquista al finalizar nuestra Guerra Civil.

Cuando se aprobó la Constitución Española de 1978, se habló, y se sigue hablando, de que esta era la Constitución de la concordia y de la reconciliación. Efectivamente de eso se trataba de armonizar y de recuperar la amistad entre los diferentes pueblos y gentes de España. Pero, y esto no quiero que se interprete mal, nuestra Carta Magna, esa que de algún modo tenía que llevar a los españoles a la igualdad, al menos a la igualdad social y a un trato justo, se cerró en falso y se cerró en falso por los temores que existían, sobre todo en la izquierda política, de que si se trataba el tema de lo sucedido en la posguerra con lo de las personas desaparecidas ello nos podría llevar a una involución y podía peligrar ese embrión de democracia que comenzó a desarrollarse a partir del 20 de noviembre de 1975. La fuerte apuesta de los partidos de izquierdas por que la democracia fuera posible en España les llevó a renunciar a pedir algo que era justo y de ello se aprovecharon los partidos de derechas que de este modo intentaban que se enterrara y se olvidara una etapa negra de la historia de nuestro país.

Noticias relacionadas

Las campañas contra VOX lo refuerzan y le proporcionan votos

“Los árboles solitarios si logran crecer, crecen muy fuertes” Wiston Churchill

Lenguas y banderas

Lenguas y banderas que indican identidad pueden convertirse en semillas de odio y de violencia

¿Hacia la estanflación en Argentina?

La contracción de la demanda mundial de materias provocará el estrangulamiento de sus exportaciones

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris