Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

A defender

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
jueves, 21 de diciembre de 2006, 01:15 h (CET)
Los defensas en el fútbol dan patadas y, en ocasiones, juegan sucio para tratar de frenar el avance de los delanteros o las malas personas que quieren marcar un gol en la portería que ellos defienden. Un buen defensa intenta robar, alejar o despejar el balón de la forma más limpia posible, porque a todo futbolista le gusta jugar bien y dejar constancia de su calidad, aunque no siempre es posible.

Criticar el premio a Cannavaro es injusto porque se trata de un premio a la defensa y a la clase de los que peor son tratados en el fútbol. La función de los centrales o laterales es impedir el avance de los atacantes y cuando este objetivo se cumple es digno de alabanza.

Un delantero no pega patadas porque no es su trabajo, porque no se enfrenta a veloces extremos ni a arietes que buscan ganarles la espalda en cualquier momento. Villa o Eto´o son la peor pesadilla de un defensa y cuando juegan son los que más y mejores críticas reciben porque son quienes consiguen la esencia del fútbol, el gol.

Pero no habría gol ni triunfos sin un buen defensa que corte un ataque e inicie una jugada que acabe en premio. Se puede ver espectáculo también en una defensa gracias a robos de guante blanco; el corte sin falta o la sencillez del juego simple y sencillo, es decir, robo de balón, miro y pase sin complicaciones al medio.

El problema de el reconocimiento a Cannavaro es que llega tarde. No al jugador italiano, sino a los defensas. Muchos rompe piernas han merecido ser galardonados con el premio de mejor jugador del mundo pero ha sido un buen defensa, que no llega a ser de los mejores el que al final ha conseguido que se reconozca el trabajo de la zaga defensiva.

Hay que fijarse más en los jugadores de atrás porque no son simples murallas, sino defensas que cumplen con su trabajo a los que lo que más les gustaría sería poder correr a marcar un gol pero se deben a su equipo y el triunfo de un equipo empieza por la defensa, porque un club que no encaja goles tiene mucho recorrido ganado.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris