Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Madrid por los suelos

Pascual Falces
Pascual Falces
jueves, 21 de diciembre de 2006, 10:47 h (CET)
Los desgraciados sucesos que se viven entorno del fracaso de una de las compañías aéreas llamadas de “bajo costo”, tienen un denominador común que es el nombre de la capital de España. Esto, resulta, además, especialmente molesto para los madrileños, que nada tienen que ver con el escándalo, ni se merecen que el origen de su gentilicio sea arrastrado por los suelos. Pero Madrid es la capital de España, lo que conlleva un descrédito para un país que bastante tiene, y tampoco se merece que le adjudiquen, ni lo relacionen con esta descomunal canallada cometida a gente inocente y ajena, de por sí, con el gran negocio de las compañías aéreas. “Volar es caro, hablar barato” se tituló una de estas columnas hace más de un año (6 de sept. 2005). El transporte aéreo necesita de grandes inversiones y por ahí es donde ha de buscarse el responsable, sea el operador, o quien debe supervisarlo.

Se dan circunstancias en este desgraciado “affaire” que lo hacen principalmente lamentable. Se ha mezclado algo tan entrañable como las fiestas navideñas con la emigración. Sin duda es una nueva forma de catástrofe, no natural, a sumar a las muchas que, como dice el tópico, siempre pagan los mismos, los que menos tienen. Pero es un hecho de la modernidad que debe ser afrontado. El avión se ha hecho el medio de transporte al uso como en tiempos anteriores lo fueron los transatlánticos. Pero, por sus características, exige un tratamiento especial no exento de la regulación legislada.

El complicado asunto de la compañía que pasea en el fuselaje de sus aviones el nombre de la capital de España, como quien dice está empezando hasta que se aclare en todos sus extremos. Pero, es que el ticket de un emigrante, no es igual, aunque lo parezca, que el de un hombre de negocios. El uno busca un reencuentro familiar en que se incluyen generaciones de abuelos, padres y nietos. El otro, sirve al interés, y sus fechas no las marca el inflexible calendario anual, sino su agenda consensuada. Tan legítimos son el uno como el otro, más, eso, no los hace equivalentes.

El nombre de Madrid es de uso generalizado. Desde un bar de barrio hasta un bloque de apartamentos lo llevan con todo orgullo, pasando por los más exclusivos clubs de las más variadas aficiones. Pero, no es lo mismo pasearlo por los aires de esas tierras cuyas gentes provienen del cruce entre españoles y originarios de ellas. El tráfico aéreo lleva un tiempo privatizado en casi todas las partes del mundo. Iberia ya no es sinónimo de lo español, como la TWA lo fue de los EE.UU., o la BOAC del Reino Unido. No es que se esté jugando con el prestigio nacional, sino con miles de personas de limitados recursos que hacen un gran sacrificio económico, muy gustoso por otra parte, con el añadido de presentes y souvenires para la familia que dejaron atrás.

Por muchas vueltas que se le dé, la responsabilidad de los vuelos de bajo costo, con sus particularidades, está sin ser resuelto por el Estado subsidiario de los negocios que bajo su sombra se crean. Posiblemente todo esté legislado, pero, ¿se cumple? Aquí está la gran cuestión ante la tragedia humana que nos rodea en estos días en que todo son felicidades y parabienes, menos para los que confiaron en una aparentemente responsable aerolínea con el sobrenombre de Madrid para mayor crédito. Tal vez todo termine en manos de la justicia, como pasa con casi todo en este país en los últimos años, pero los vidrios rotos de las ilusiones fallidas, de las horas transcurridas por niños durmiendo por el suelo de los aeropuertos, ¿quién las restaura?

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris