Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Mazazo al orgullo culé

Rodrigo Gil
Rodrigo Gil
martes, 19 de diciembre de 2006, 23:36 h (CET)
La final de la Intercontinental nos dejó dos noticias: una buena y una mala (como diría el desafiante Risto Mejide). La buena es que el Barça estaba nominado –yo diría programado- para ganar. La mala es que perdió. Y les duele más sabiendo que de diez partidos, nueve los ganarían seguro. Pero no contaban con el Internacional de Porto Alegre de Pato y sus amigos. El fútbol brasileño de clubes y de selección, digan lo que digan, sigue siendo tan alegre como competitivo.

El Fútbol Club Barcelona ha vuelto a caer en la trampa. No ha sabido rematar un ciclo, culminar una era. La presión era enorme. Toda la prensa catalana era unánime horas antes: A por la Triple Corona. Se daban todos los condicionantes, pero los de Frank Rijkaard han vuelto a fallar en una final a un partido. Las pasaron moradas para levantar la última Champions ante un Arsenal que no supo rematarles, se llevaron un baño del Sevilla en la Supercopa de Europa, y ahora –como en 1992- han caído en la Intercontinental. Le pasó al Madrid con el ‘centenariazo’ con todo a favor, y al propio Milán, que se dejó escapar el título el Liverpool con 3-0 al descanso.

¡Qué duda cabe que este Barça es mucho más fiable a doble partido! Además, sigue siendo claro favorito para ganar la Liga, la Copa, al Liverpool y plantarse en la final de la Champions... pero ahí cualquiera de los grandes de Europa les puede hacer un roto. Y el propio Ronaldinho, Deco, Xavi y compañía lo saben.

Además, este mazazo al orgullo culé es un arma de doble filo. Lo mismo es éste el inicio de otra etapa en la que los títulos vuelven a esfumarse o la rabia contenida provoca una racha de quince partidos sin perder. Está claro que el Barcelona es una máquina de hacer fútbol. ¿Pero quién ha dicho que las máquinas no fallan de vez en cuando? Al menos, al fútbol le queda el consuelo de saber que no hay equipos invencibles, ni si quiera el Madrid ye-yé de Di Stefano o aquél Brasil de Pelé. Johan Cruyff era la ‘bomba’ y perdió dos Mundiales.

Por cierto, igual de democrático que lamentable fue el elenco de clubes participantes en el mal llamado ‘Mundialito’. Excepto los dos finalistas, el resto podían ser conjuntos de Segunda B en España. Con lo fácil que es hacer un embudo preclasificatorio en los dos continentes más potentes para no encontrarnos con campeones de África, Oceanía o el Caribe, que están lejos del otro fútbol.

El verdadero Mundialito podría ser el formado por: Barcelona, Chelsea, AC Milan y Real Madrid (por Europa); y Boca Juniors, Internacional de Porto Alegre, River Plate y Sao Paulo (por América). ¿No es el fútbol un negocio? Pues, señores de la FIFA, hagan una pequeña NBA de Fútbol con una semana espectacular, con los de verdad. Las audiencias televisivas serían millonarias y el fútbol intercontinental alcanzaría otra dimensión. Además, se han cargado la Recopa y la UEFA, torneos muy prestigiosos hace 15 años y hoy mal planteados.

Lo que daría yo por un Madrid-Barça o un Boca-River jugándose el trono mundial...

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris