Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Déjame que conduzca por mí

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
martes, 19 de diciembre de 2006, 22:15 h (CET)
Con la machacona publicidad de la Dirección General de Tráfico (DGT) nos ha quedado suficientemente claro que no pueden conducir por nosotros. Lo que no nos deja suficientes visos de claridad es cómo conducen la DGT. El carné por puntos está muy bien pero existe el gran trabajo global y conjunto, que parece tener todo un poco atascado. La propia Guardia Civil está teniendo situaciones conflictivas en la Agrupación de Tráfico, que desde Badajoz, Talavera de la Reina, A Coruña y Corcubión aventa el problema a otras zonas. Exigencias de llevar un determinado número de multas, menor remuneración pero horario de los agentes de carretera que los de administración, son situaciones que por las protestas y bajas generadas el mando de la Benemérita estudia castigarlas ejemplarmente.

Está claro que la insistente publicidad y él retórico conteo de víctimas de fin de semana comparándolos con el año anterior, no significa un normal o mejor funcionamiento respecto a períodos anteriores. Sin ir más lejos, la renovación de los permisos de conducción está siendo más complicado que te toque la lotería de Navidad. Muchos de los que no se les avisa de la renovación deben desplazarse hasta las Direcciones Provinciales, a formar colas y suplicar los impresos normalizados. En mi caso habiendo presentado la documentación conforme a la norma, se me va agotando la reserva de tres meses para poder circular con el giro postal y los documentos. Cosa que antes al menos en Badajoz y mi entorno conocido , era raro que ocurriera. Sin noticias hasta la fecha. El caso es que el Ejecutivo tipificará con cárcel el conducir sin permiso, cosa que puede ocurrir si no me entregan ya, mi documentación reglada. Caso de que esto suceda habrá que preguntarse si es la DGT colaboradora necesaria en la comisión del supuesto delito si pasan los tres meses y conduzco sin tener notificación alguna de por qué no se me renueva. O bien, no es que no puedan conducir por nosotros, sino que no quieren que conduzcamos por nosotros mismos.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris