Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

La hipoteca, negocio arriesgado para los bancos rusos

Anatoly Gorev
Redacción
martes, 19 de diciembre de 2006, 22:15 h (CET)
Hasta hace poco, la concesión de créditos hipotecarios era considerada por bancos rusos como un negocio de escaso riesgo: el índice de la no devolución en esta materia no rebasa el margen de error estadístico y en algunas entidades tiende a cero, algo que contrasta fuertemente con la situación existente en el mercado de los créditos al consumo, donde las no devoluciones representan un 2-4% como promedio. Sin embargo, los expertos advierten que los riesgos pueden aumentar a mediano plazo, especialmente, si los bancos continúan ablandando los requisitos en su intento de captar a los clientes.

Ksenia Gorodnicheva, responsable de la cartera de créditos en el banco Renaissance-Capital, dice que tanto las entidades locales como las subsidiarias de bancos extranjeros en Rusia se dedican ahora a desarrollar activamente el negocio de los créditos hipotecarios: primero, porque son préstamos a largo plazo que van a reportar un beneficio constante durante muchos años; segundo, porque los riesgos a día de hoy no son muy elevados; y, tercero, porque es una manera de diversificar el negocio y extender la gama de productos.

Con todo lo anterior, no es de extrañar que muchos bancos rusos califiquen los programas hipotecarios como exitazo de la temporada 2006 y la dirección más prometedora de su negocio. En el presente año ha subido notablemente el porcentaje de los préstamos otorgados a personas físicas por un plazo de más de tres años: en un 50%, en el caso de Sberbank y el Raiffeisen; en un 104%, en el de Impexbank; y en un 380%, en el de Rosbank. Muchas instituciones rusas como, por ejemplo, Alfa-Bank, Uralsib y Promsviazbank, han reordenado radicalmente sus carteras crediticias a favor del préstamo largo.

Claro que la categoría de créditos otorgados por tres años o más no se limita a los de vivienda e incluye también la financiación de la compra de coches u otras necesidades. No obstante, los préstamos hipotecarios representan una parte sustancial en este renglón. He aquí algunas estadísticas más a modo de confirmación: el Sberbank, que mantiene el liderazgo en las operaciones de crédito a particulares, ha incrementado de 2,5 a 3,7 mil millones de dólares su cartera de préstamos hipotecarios. Como promedio, los bancos rusos han otorgado en el primer semestre de 2006 dos veces más créditos hipotecarios que en todo el año anterior, según las estimaciones de Alfa-Bank.

A primera vista, el panorama es muy alentador - tanto para los bancos como para sus clientes – pero los expertos locales ya vislumbran las primeras nubes en el horizonte. La creciente competencia empuja a los bancos a revisar la estrategia y a ofrecer condiciones cada vez más blandas. Así, el Moscow Bank y el VTB suprimieron en verano pasado el requisito de la contribución inicial en materia de créditos hipotecarios. Otra institución, Home Credit and Finance Bank, que ha ido aplicando una política bastante atrevida en el mercado del crédito al consumo y, en particular, ofrecido préstamos-relámpago en grandes establecimientos comerciales, se prepara, según algunos rumores, para abordar a aquellos clientes que, por una u otra razón, han sido rechazados por otros bancos.

La coyuntura del mercado es tal que no tiene sentido rechazar a un solicitante porque, igual, lo va a ‘recoger’ algún otro banco. Ello implica cierto riesgo, obviamente, porque las negativas, a veces, son atribuibles a una que otra mancha en el historial crediticio de tal persona, pero en la mayoría de los casos no es ésta la razón fundamental sino el hecho de que el sueldo oficial del pretendiente no es lo suficientemente alto, o porque el candidato no está en condiciones de presentar garantes fiables. Se trata de un riesgo controlable.

Aún así, numerosos expertos coinciden en que la actuación de los bancos en el mercado hipotecario se vuelve cada vez más arriesgada. Si una persona no ha podido ahorrar el dinero suficiente para aportar la contribución de entrada, cuyo importe suele variar entre el 10 y el 20 por 100 del valor total de la transacción, eso significa que el cliente no es tan fiable: ora porque no tiene suficientes ingresos constantes, ora porque no sabe controlar sus gastos.

‘Todavía es prematuro, desde luego, hablar de la eventual crisis de impagos en el mercado de los préstamos hipotecarios pero es evidente que los niveles del riesgo en este sector irán aumentando a medida que crezca la competencia entre los bancos – constata Ksenia Gorodnicheva, de Renaissance Capital -. Ya veremos, si los bancos locales tienen herramientas adecuadas para controlar y gestionar tales riesgos’.

____________________

Anatoly Gorev, para RIA Novosti.


Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris