Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Homenajes

Francisco Arias Solís
Redacción
domingo, 17 de diciembre de 2006, 23:49 h (CET)
“Lo que haya de venir, aquí lo espero
cultivando el romero y la pobreza.”


Miguel Hernández

En esta época de rebajas, sería conveniente no abusar de los supuestos homenajes a los artistas, pues no hay nada más triste ni menos alentador para el arte que el aplauso organizado, aunque sea de buena fe. Esos homenajes terminan siendo pesados ladrillos que se van colocando sobre la tumba del artista.

Se ha dicho que esos banquetes, medallones y pergaminos traen mal fario y mala suerte a los homenajeados. Sus amigos consideran que ya han cumplido con ellos y sus enemigos piensan que el inmerecido homenaje es el último que se les tributa. En cualquier caso, se les coloca al borde del abismo del más allá.

Los homenajes hacen que algunos artistas se duerman en los laureles. “Vencido del sueño / por tierra fragosa / perdí la carrera”, añade el Marqués de Santillana. En el arte al igual que en el amor para que el dolor no desespere las amorosas ansias, no hay que tener más que amor, sin querer y esperar nunca nada.

El artista está siempre buscando un camino, guiado por el afán de superar lo andado. Nadie en el arte encuentra su camino. En el arte el camino se hace huyendo del camino. No es de extrañar que los verdaderos artistas, los artistas de verdad, rechacen esos homenajes en los que el arte y los artistas son meros pretextos

Los artitas debieran revestirse de gran autoridad y rechazar esos actos horribles organizados para “matar el tiempo” o para “matar la fantasía” y que ponen al artista a punto de muerte.

El arte, no es un siervo de la muchedumbre ni de la política, se ha afirmado como principio y privilegio de su independencia. Artistas de pie a cabeza. El arte por encima de todo. Hay que escribir en todos los lugares la palabra “Arte”. Hay que borrar de todo los sitios la palabra “Comercio” y otras palabras que no quiero ni nombrar. Los artistas de verdad no pueden aparecer sujetos al tiempo ni a los hombres, ya que son más, mucho más. Son los interpretes mágicos de su tiempo y están por encima del tiempo. La misión del artista es iluminar. Sin luz no hay juego. No te dejes engañar. No seas pregonero de nadie. ¡Que pregonen otros! El mensaje del artista está en su arte. El artista, el gran artista, el artista de verdad es creador de un universo. El destino total del arte, está contenido en una sola idea: transformar el destino en conciencia.

Con sangre fría y con sangre viva, con sangre siempre de esta vieja tierra huyes de los laureles, no des un puntapié a la musa, no engañes a la gente, deja paso a tu duende y a tu ángel. No tengas miedo a nada ni a la nada. No vendas tu alma por un ramo de turbios laureles. Con el alma vendida, primero se pierde la vida y luego se pierde la muerte. Y como nos dijo el poeta: “¡Ay, como empequeñece / andar metido en esta muchedumbre!”.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris