Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Adviento 2006

Josefa Romo (Cáceres)
Redacción
viernes, 15 de diciembre de 2006, 18:34 h (CET)
Otro año más nos encontramos en Adviento, tiempo de espera, próximo a la Navidad. Las calles se iluminan con adornos a imitación del campo o del firmamento, y la música de villancicos resuena en las casas y en las tiendas. Pensamos en turrones y en la compra de regalos; pero, ¿preparamos los caminos del Señor? Una vez más, los cristianos escuchamos las palabras del Bautista: "Preparad los caminos del Señor... enderezad sus sendas, allanad las colinas, levantad los valles..." Es preciso rebajar los montes de la soberbia, levantar los valles de la cobardía y del respeto humano para vivir con coherencia la fe y alcanzar la salvación. A Dios no se llega por cualquier camino: ni la violencia, ni el odio, ni el rencor conducen a la gruta de Belén; ni el engaño ni la calumnia ni la impiedad llevan al Cielo para vivir la Navidad Eterna.

Es preciso enderezar la senda, caminar por un sendero de humildad, de justicia y de caridad; pero no hay justicia que no se asiente en la verdad, ni caridad que ignore la justicia. Hoy se habla mucho de justicia, para confundirla muchas veces con la venganza. Ser justos no es ser justicieros sino pagar lo que debemos, no quedarnos con lo ajeno y repartir, cuando hay que hacerlo, con equidad. Se creen algunos que son caritativos porque dan una limosna; pero no hay caridad que no brote del corazón, ni limosna agradable a Dios del que se queda con lo ajeno y utiliza el engaño.

Vivir el Adviento es esperar con deseo verdadero la venida del Señor y prepararle un camino recto. "No todo el que dice Señor, Señor, se salva,
sino el que hace la voluntad de Dios".
Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris