Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Ni éstos ni aquéllos  

ZetaTés: Trampa, Traición, Testarudez

Juan Pablo Mañueco
Juan Pablo Mañueco
viernes, 15 de diciembre de 2006, 18:34 h (CET)
EN EL PROCESO que no procesiona hacia la paz (y ya van tres “pes” puestas) porque ni procede pacíficamente ni fue eso lo pedido por los terroristas, sino la independencia o vuelven a matar, los asesores de Zapatero le han hecho una frase para que no diga la verdad, ni aunque se le pregunte en el Parlamento.

Gaspar Llamazares le pidió por anticipado que explicara ayer, en la sesión de control al Gobierno, las medidas con las que piensa impulsar el proceso que no procesiona y ZetaTés ha pronunciado una frase más: tiempo, temple y tenacidad.

Pero contenidos, ninguno. O sea, Zapatero en estado puro. Ideas, las justitas y ocultas. Sonrisas y promesas, que nunca ha pensado cumplir, como ninguno de sus compromisos anteriores, desde la época de los tránsfugas de Madrid, o, peor aún. desde los tiempos de la oposición en que firmaba el Pacto Antiterrorista a la vez que se estaba reuniendo con ETA .

El Plan Perpetuo de ZP. Aquí te pillo, aquí te prometo. Lástima que ya estuviera ocupada la prosa óptima que mejor hubiera convenido al periodo zapatero: puedo prometer y prometo...

Sólo que ETA no quiere paz sino que ZP cumpla esta vez sus compromisos. Y, si no los cumple, los partidarios de la violencia vuelven a la política del palo. Pataplum. Paquete bomba y pistola.

¿Les está quedando claro por qué no procesiona el proceso? Pues, por eso mismo, ZP tampoco retrocede. Porque no puede. Porque tiene compromisos desde hace tiempo que no quiere que le publiquen los de las pistolas. Sería el fin de ZP. Se probaría que miente. Siempre. Por todas partes por las que ha pasado repartiendo sonrisas y promesas.

De manera que así está España y su presidente, chantajeados. Y Zapatero dándole al pico, porque no puede presentar hechos verídicos por ningún lado. Por eso, ni avanza el proceso ni retrocede. Está pasmado. Está pudriéndose.

Lo malo es que no se trata sólo de un hombre que está pillado en sus trampas. Es que quien ha hecho de la traición su trabajo tiene el poder y la primacía en España. Su testarudez le empujó a aliarse con todos los que tenían cualquier cosa clara, menos la Constitución, la cohesión territorial y la concordia.

Haga frases ZetaTés si quiere. Tiempo, temple, tenacidad. Yo le propongo otras tres, si quiere. Constitución, cohesión, concordia.

Pero que proceda ordenadamente, si sabe, en cualquiera de las series que escoja.

Noticias relacionadas

La Orden del Mérito Civil, recompensa para los embajadores

Se concede por la relevancia de los servicios civiles prestados al Estado español

Santa Bárbara

Todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena

Desconfianzas y absurdos

La pobreza extrema crece en muchas partes del mundo

¿Juzgamos la rebelión catalana o la unidad de España?

“Seremos tan fuertes como unidos estemos y tan débiles como lo divididos que estemos” J.K. Rowling

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris