Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

El Mundialito

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
jueves, 14 de diciembre de 2006, 00:53 h (CET)
Cuando era niño solía jugar a fútbol en mis ratos libres con mis amiguitos. Para hacerlo más real solíamos inventarnos juegos, y uno de los más famosos era “el mundialito”. Cada niño escogía un equipo o selección, previa discusión porque siempre habían varios que coincidían a la hora de escoger bandera, y jugábamos entre nosotros por conseguir el tan preciado título.

El caso es que esta semana se juega la Copa Mundial de Clubes, que se disputa en Japón, con la presencia del Barcelona, el América, el Internacional de Porto Alegre y otros cinco equipos, campeones de sus continentes, pero completamente desconocidos. La FIFA ha intentado con este nuevo torneo, encontrar de una forma democrática al campeón del mundo. Antes sólo se jugaba este título entre el campeón de Europa y el de América, mientras que ahora participan los campeones de todas las federaciones continentales.

Posiblemente, y es algo de lo que se quejan muchos, faltan los mejores equipos del mundo, pero no existe una manera más justa de encontrar al campeón del mundo. Igual que en la Champions League no juega la Juventus y si el Levski de Sofía, no hay color pero así son las reglas. Además, este Mundial sirve para conocer otros equipos, otros sistemas de juego y equiparar el nivel europeo y americano con el resto del mundo con el fin de potenciar el fútbol.

La FIFA no es tonta y sabe que, aunque en principio no se le dé importancia en Europa, si un equipo coreano, africano o australiano juega una semifinal o una final contra el FC Barcelona, en ese país o continente mucho público estará interesado en ver el partido y va a entrar dinero en las arcas.

No creo que exista razón alguna para desprestigiar a este campeonato que trata de coronar al mejor equipo del mundo, ni que sea justo equipararlo a un juego de niños. Si el Barcelona gana se dirá que es un título sin importancia demasiado fácil y si pierde se atacará al club catalán. Pero lo cierto es que, antes de inclinarnos hacia una postura a favor o en contra del Mundial, teniendo en cuenta sólo nuestros colores, debemos darnos cuenta de que se trata de una magnífica idea que no busca un éxito inmediato, pero con el tiempo ser campeón de Europa tendrá un doble premio.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris