Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Manejos y comentarios

Pascual Falces
Pascual Falces
miércoles, 13 de diciembre de 2006, 12:10 h (CET)
El mundo prosigue con su inercia que le lleva, periódicamente, a volver “por donde solía”. Una interpretación acertada, a juicio de lo que se distingue desde esta cumbre de observación, es que, si, en efecto, regresa de modo cíclico a lugares ya visitados, lo hace cada vez algo más ascendente. Llega a lugares en los que ya estuvo, solo que, en un punto más elevado; como si se apoyara en los sedimentos de experiencia que acumuló en tiempos anteriores. Lo que confiere a la historia del hombre en la Tierra una forma de espiral ascendente; se vuelve donde ya estuvo, pero por encima.

Quienes en España y fuera de ella celebraron “en la intimidad” la muerte del general Franco, hoy está representados por la muchedumbre que, en el día de ayer, se echó a la calle para demostrar su alegría por la del chileno Pinochet. Unos en privado, y otros con griterío, manifestaban su satisfacción por la desaparición de esta tierra de quienes ejercían un poder autoritario sobre los demás, y sin otro juicio posible que el de la Historia. En 1953, Stalin murió, y, aunque en este momento ya juzgado históricamente, nada más conocerse su fallecimiento, grandes multitudes se agruparon en las ciudades de la Unión Soviética, y Moscú se vistió de luto entre las lagrimas de hombres, mujeres y niños. Unos años antes, en un sótano del Berlín cercado para su derrota total, un pistoletazo terminó con la vida de Hitler, pero las circunstancias no permitieron manifestaciones. Todas fueron muertes que conllevaban algún tipo de libertad para muchos, y la contrariedad de sus incondicionales.

Tal vez, por los tiempos que se viven, y en que la comunicación es una herramienta de masas, el infarto de miocardio que ha terminado con la vida de Augusto Pinochet ha de ser el más comentado. ¿Quién ignora, escasas veinticuatro horas después, el deceso? Tan apenas sucedido, se puede encontrar en la Red, una muestra de la diversidad de juicios que merece. La respuesta personal de cada uno, se sumará a la del resto, y la toma de conciencia se universalizará. Hasta en una hipotética -pero factible- Asamblea, se obtendría un resultado de las diferentes corrientes de opinión a escala mundial.

En nuestro tiempo, los sentimientos particulares también están globalizados. Se sabe, que la “fama” de cada uno es lo que opinan quienes no le conocen directamente, y el “prestigio”, en cambio, es el sentir de aquellos con quienes se tiene trato directo o cercano. Con la extensión favorecida por los medios universalizados, la “fama” es lo que prevalece. De ahí, el cuidado de tantos presuntuosos por ser inmortalizados en planos de vídeo, o en fotografías con actitudes favorecedoras. ¿Qué tiene que ver la imagen, de dibujantes e ilustradores, del Cid Campeador, con la de cualquier prohombre de los últimos cien años? Lo saben bien quienes tienen ambición de algo tan perecedero como lo que se conoce por inmortalidad. El ciudadano de a pie, la gente, bien lo sabe ya, y se encoge de hombros con un frío: ¡Allá ellos!...

A la solidaridad en los infortunios, consecuencia de la compasión, se ha venido a sumar esta participación general, aunque heterogénea, en los acontecimientos. La fama ha de ser tomada con pinzas, para que no suscite pasiones engañosas y llenas de intenciones mediáticas, y que han de ser juzgadas para una recta opinión personal. El intento de aproximarse a la realidad de las personas lo más posible a través de los distintos medios, merece la pena.

Noticias relacionadas

Verdades que no podían contarse

La historia aparece llena de metepatas y renuncios, y allí está Villarejo para grabarla

Más medidas contra la violencia de género

Que en un par de días haya cuatro asesinatos por violencia machista indica que se debe proteger más a las mujeres y a los menores

Un PSOE perplejo al ser combatido con sus mismas armas

“Mateo 7:2 -Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá”. (Santa Biblia)

Hacerse mayor

Soy partidario de que cuando nos refiramos a las personas longevas no se le denominen viejas

Plagios y titulitis

Un autor es reconocido con un premio literario por el que verá editado su libro, hete aquí que el título coincide con un verso de otra poeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris