Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   A un toque   -   Sección:  

Sevilla F.C. o cómo hacer las cosas bien

Luciano Sabatini
Luciano Sabatini
martes, 12 de diciembre de 2006, 00:26 h (CET)
La derrota del Madrid en el Pizjuán no es una casualidad, ni una proeza de Chevatón alzándose a cazar esa chilena en el área, sino una consecuencia del devenir del Madrid y el Sevilla en los últimos años. Más allá de lo igualado del choque entre ambos conjuntos, la justicia futbolística le debía la victoria al Sevilla, al igual que quizá se la debiera al Barça cuando midió sus fuerzas a los blancos en el Bernabeu. Hablo del tipo de justicia que debe imperar cuando un equipo hace las cosas bien y otro no, por que bien es cierto que en un solo envite el resultado final puede ser impredecible, pero a la larga los que hacen las cosas bien acaban por ser los triunfadores, y los demás a mirar desde la barrera.

Nada bueno podía salir de unas elecciones convulsas en las que el real Madrid hizo el más absoluto de los ridículos. Desde el voto por correo, hasta la intervención judicial hasta las denuncias que hoy por hoy todavía no tienen resolución. Y todo esto para salir de tres año del más oscuro ostracismo en el que el oscuro Florentino Pérez había sumido al Real Madrid. Sus años de presidencia, más allá de los Figo, Zidane, Ronaldo y Beckham, han sido los más dañinos para la entidad blanca de la historia. Y el rumbo de un club no se puede cambiar de la noche a la mañana. Por eso pensar que el resultadismo de Capello merece vencer al buen hacer de Juande Ramos es un despropósito en toda regla.

El equipo de Nervión comenzó a fraguar un proyecto campeón allá por el verano de 2002, cuando Del Nido nombró a Monchi como director deportivo y Joaquín Caparrós dirigía los designios del Sevilla desde los banquillos. El técnico utrerano sentó las bases de un equipo joven con mucha proyección en el que Sergio Ramos, José Antonio Reyes (que la ironía hoy ha colocado en el Madrid), Kepa y Puerta comenzaron a despuntar. Mérito del cuerpo deportivo son los fichajes de Baptista, Dani Alves , Adriano, Enzo Maresca, Luis Fabiano y los posteriores de Frederic Kanoute y Christian Poulsen. Una política de fichajes austera pero enfocada a reforzar esas posiciones que eran necesarias y en absoluta conjunción con el cuerpo técnico. Así se debe fichar. Luego puedes hacer el Agosto embolsándote 26 millones de euros por barba por Sergio Ramos y por Baptista, aprovechando que otros no hacen las cosas tan bien como uno mismo.

¿Qué tenemos del otro bando? Un simple quiero y no puedo. Igual que uno es esclavo de sus actos en la vida, los clubes deportivos arrastran la herencia de sus acciones más recientes. En el debe del Real Madrid están los fichajes de Emerson, Diarra y del propio Capello. No pueden tener cabida en el equipo más vanagloriado de la historia jugadores como Emerson, que no ocupan más que un espacio físico en el campo y que acaban estorbando más que ayudando. U otros como Diarra que tocan mucho el balón y no le dan ningún criterio. Y por supuesto no se puede perdonar que un equipo con Roberto Carlos, Cannavaro, Casillas, Beckham, Reyes, Raúl, Guti, Ronaldo, Van Nistelroy y compañía hagan un fútbol soporífero, atentando contra la entidad y la historia de un club como el Madrid. En el haber de la dirección blanca, con Mijatovic a la cabeza, sin duda, el fichaje de Gago (si se acaba de concretar…), el de Marcelo y la renovación generacional que ello presupone.

El fútbol, siempre caprichoso, acaba dando la razón a los que hacen las cosas bien. Si confrontamos las filosofías entre unos y otros, no debe sorprender en absoluto que un equipo que hace cuatro años no alcanzaba ni la UEFA le moje la oreja al por entonces campeón de Europa, y el que en el fútbol, como en la vida, uno recoge lo que siembra.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris