Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El valor del gesto

Ignasi Castells Cuixart
Redacción
martes, 12 de diciembre de 2006, 12:01 h (CET)
Por una vez que sociólogos, psicólogos, y antropólogos, se ponen de acuerdo en algo y nos confirman que, en gran medida, nuestra calidad de vida depende de la calidad de las relaciones que establezcamos con nuestros semejantes, nosotros, con una constancia que raya la obsesión, seguimos empeñados, erre que erre, en llevarles la contraria.

Disfrutamos de lo lindo regateando y racionando todos aquellos gestos de amabilidad, de deferencia, de generosidad, que podrían hacer más felices y más fáciles nuestros encuentros - rutinarios o puntuales -, con los que nos rodean. Algún grosero amargado dijo un día que amabilidad y debilidad van de la mano, y nos lo hemos creído. Por eso estamos permanentemente mosqueados, a la defensiva, no vaya a ser que nos tomen el pelo. Este miedo irracional a que se nos suban a la chepa nos ha convertido en seres huraños, miserablemente tacaños a la hora de mostrar gestos de interés por los demás, y también excesivamente generosos a la hora de exhibir muestras de reproche. No sé si por solidaridad, o por puro mimetismo con nuestros amigos los canes, pero parece que lo que ahora se lleva más es poner “cara de perro” hasta para comprar pan. Si no le ponemos remedio, más pronto que tarde, de tanta mueca hostil, de tanto entrecejo contraído, de tanta frente fruncida, y de tanta mirada torcida, se nos va a quedar a todos un rictus “de mala uva” que no podremos arreglar ni con botox. Y mientras tanto, poner buena cara sigue siendo gratis.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris