Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Con permiso  

Yo me pido el puesto de Pepiño Blanco

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
martes, 12 de diciembre de 2006, 04:47 h (CET)
Yo me pido el puesto de Pepiño Blanco. Y llevaría al PSOE a las más altas cotas de poder, lo juro. Nunca más volvería el PP al Gobierno y los millones de españoles que lo presenciaran comprobarían que el socialismo existe para mejorar la vida de los ciudadanos, para preocuparse por cosas importantes que afecten a una mayoría de ciudadanos y no sólo a las minorías gays que, querámoslo o no, son cuatro gatos a la hora de votar.

Empezaría por dejar de tocar los cataplines de Endesa, de E.on, de Gas Natural y de todas esas empresas en perpetuo litigio, de esa forma nadie tendría motivos para pensar que el Gobierno tiene intereses ocultos en esa batalla y que la culpa de que el precio de la energía eléctrica suba un diez por ciento es de la política intervencionista de un Gobierno que tiene que conseguir el favor de estas poderosas empresas. No sólo eso, agarraría por la pechera a sus más altos dirigentes y les anunciaría que si querían seguir suministrando energía a todos los edificios e instalaciones del Estado, desde el más pequeño ayuntamiento o escuela rural al mismísimo palacio de la Zarzuela, deberían demostrar por qué, ganando la millonada (en euros, señores, no ya en pesetas) que ganan, necesitan subir aún más y más sus tarifas a costa del ciudadano. De esa forma conseguiría que revocasen la decisión, mi partido socialista quedaría como un rey y podría realmente presumir de ser tanto el defensor de las capas sociales más desfavorecidas como de las capas medias, con lo que todos ellos besarían por donde piso y me ganaría sus votos, así no tendría que andar todo el día dando la matraca de lo malísima que es la derecha extrema.

Advierto que entre las dos clases sociales que he mencionado estarían también casi todos los jóvenes que andan a la busca de su primer piso o de su primer trabajo de mileurista, también entrarían casi todos los homosexuales, la mayoría de los jubilados y buena parte de los fumadores pasivos españoles. Incluso puede que muchos de los consumidores de esas extrahamburguesas perseguidas por la ministra de Sanidad. Lo que ya no tengo tan claro es que estuvieran casi todos los diputados socialistas.

Item más: Daría orden al Gobernador del Banco de España de que revocara el permiso que ha concedido a los Bancos para cobrar por las transferencias recibidas. Sí, digo bien, revocaría el permiso que acaba de conceder el Gobernador del Banco de España (nombrado por el PSOE, recuerden) para poner precio a las transferencias de dinero que reciben los bancos (¡¡ !!).

A continuación me reuniría con toda esta caterva de sibaritas multimillonarios propietarios, les entregaría una pala y una escoba y les diría que o me explicaban clarito clarito cómo es posible que ganando miles de millones al año quieran cobrarnos por recibir nuestro dinero o les pongo a abrir zanjas y a barrer oficinas públicas, escuelas y mercados populares. Con ello recuperaría para mi partido la imagen original y genuina que Pablo Iglesias quiso darle, la de Obrero, me ganaría la voluntad de millones de españoles y arrasaría en las próximas elecciones autonómicas y en las futuras elecciones generales sin necesidad de insultar a la inteligencia y al buen gusto de los españoles.

¿Saben lo único malo de todo este invento? Que ni harto de vino yo querría ser Pepe Blanco.

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris