Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

La subida del tipo de interés del BCE y los de a pié

Sergio Brosa
Sergio Brosa
martes, 12 de diciembre de 2006, 04:47 h (CET)
El presidente del Banco Central Europeo (BCE) Jean-Claude Trichet, decidió el pasado jueves, día 7 de diciembre, elevar en un cuarto de punto el tipo de interés del euro, situándose en 3,5%. El objeto de tal subida, según el propio Trichet, es para controlar estrechamente los riesgos de inflación o, lo que es lo mismo, garantizar la estabilidad de los precios. Para ello, se recomienda moderación en las mejoras salariales de los convenios. También hay que estar a la expectativa de las fluctuaciones de oferta y demanda de bienes de consumo y vivienda. Parece ser que estas sucesivas subidas del tipo de interés básico del euro, las pasadas y las futuras a no dudar, han de contribuir también a una desaceleración del incremento del precio de la vivienda.

Todo ello viene a ser como los platos chinos. Ese número circense, normalmente ejecutado por un malabarista chino que consiste en hacer girar un plato colocado sobre una pértiga elástica de más de dos metros de altura. La gracia del juego malabar es instalar no menos de diez pértigas con sendos platos girando en su extremo superior y que no se paren y caigan al suelo los primeros que se han colocado, en tanto se van colocando los demás.

Algo parecido es el trabajo que el presidente del BCE se ha impuesto: mantener estable una serie de parámetros, todos ellos de por sí muy inestables, para que el conjunto armónico de las diez varillas se mantenga con sus platos girando.

Por cierto que, la presidenciable francesa, Ségolène Royal, le ha llamado al orden a Trichet, diciéndole que no es él quien fija la política económica de la UE sino el Consejo Europeo o la reunión de los ministros de finanzas.

El objetivo económico ideal es el de inflación cero, con pleno empleo. En algunos regímenes totalitarios se acercó mucho a eso, pero en qué condiciones no es tema para tratar ahora; no eran buenas. En la UE aspiramos a ese objetivo con calidad de vida e igualdad de oportunidades. Es lo que denominamos sociedad del bienestar que es una entelequia por la que hay que luchar, sin duda.

Pero no es cosa fácil, pues cuando el nivel de precios es superado por el nivel de salarios, se produce la inflación. Pero si el nivel de salarios está muy por debajo del de los precios, desciende la demanda y al fallar ésta caen los precios, se resiente la oferta, se cierran las fábricas y aumenta el desempleo.

¿Pero cómo nos afecta a los ciudadanos de a pié la decisión del BCE de subir un cuarto de punto el tipo de interés? Supongamos que vamos a adquirir una vivienda que nos cuesta 225.000 euros. Una entidad financiera nos facilita –eufemismo– un crédito hipotecario al 4% y a un plazo de 20 años. Ello supone un pago mensual a esa entidad, en concepto de devolución de capital e intereses, de 1.363,46 euros al mes. Si en lugar del 4% el tipo de interés de la hipoteca fuera un cuarto de punto superior, del 4,25% pagaríamos 1.393,28 euros al mes; 29,82 euros más cada mes. O sea, el 2,19% de la primera cuota más cada mes. ¿Nos frenaría esta diferencia en nuestra decisión de adquirir la vivienda?

Una vez adquirida la vivienda y la hipoteca corriendo, a tipo de interés variable indexado a Euribor, suponiendo que hubiesen transcurrido ya cinco años de amortización, la diferencia en la cuota mensual será aún menor, pues el capital pendiente de amortización es menor que en el momento de la adquisición, como es obvio, por mucho que los planes de amortización no sean lineales y con la misma cuota mensual los primeros años se paga mucho más en concepto de intereses que de amortización de capital. Esas son fórmulas financieras para que el financiador se gane la vida. Y no le culpo, pues es el primero en poner el dinero de la compra y el último en recuperarlo y quien tiene menor margen comercial, por mucho que tenga la garantía de la propia vivienda.

Y hay que tener en cuenta también que el tipo de interés que fija el BCE, unas veces sube y otras baja. En cualquier caso, una medida de elemental prudencia aconseja, a la hora de adquirir una vivienda y establecer una hipoteca a tipo de interés variable que las posibles fluctuaciones al alza del tipo de interés, definan una cuota mensual a nuestro alcance. Aunque actualmente, muchas entidades bancarias ofrecen un seguro similar al subsidio por desempleo, de forma que si el “hipotecado” perdiera su puesto de trabajo por causas ajenas a él, el seguro se hace cargo de sus cuotas hipotecarias, durante un período de tiempo determinado de antemano.

¿Y en qué otras cosas nos afectan a los de a pié las subidas del tipo de interés del euro? En que la subida salarial por convenio no se sitúe por encima del incremento del IPC, por aquello de mantener el nivel de salarios.

En cualquier caso, el objetivo de prosperidad económica que uno tiene en la vida no ha de basarse en los incrementos salariales del convenio, sino en el ascenso laboral y la mejora en las condiciones de contratación, fruto de su esfuerzo y dedicación encaminados al perfeccionamiento profesional.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris