Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Micro abierto   -   Sección:   Opinión

Quién pone el precio

Pelayo López
Pelayo López
martes, 12 de diciembre de 2006, 04:47 h (CET)
Acabamos de disfrutar, unos más y otros menos como siempre, de un inmensurable puente, y ahora, como acto de prolongación, llegan las tradicionales y siempre cambiantes fiestas navideñas, fiestas que, por otro lado, como todos podemos comprobar, cada vez arriban antes a nuestras vidas, sobre todo, a los escaparates de los comercios de nuestro entorno. ¿Será acaso un mensaje subliminal?. Subliminal, o no, lo cierto es que lo de “blanca navidad”, sea por lo que sea, seguramente por el denominado “cambio climático”, cada vez lo es menos, o, lo que es peor, empieza a adquirir otras dimensiones y significados aplicables a nuestro “spanish way of life”: “sin blanca en navidad”.

Por un lado, alguna mente bien pensante en las altas esferas políticas –vayan ustedes a saber cómo se le habrá ocurrido- ha tenido la brillante idea de acumular las fiestas que dan lugar a este tipo de puentes al principio o al final de la semana. Sin menospreciar el PIB y la importancia que estos “saltos laborables” tienen en el mismo, lo cierto es que, una vez más, el interés preponderante vuelve a ser el de los empresarios, ya que el argumento esgrimido para tal lucidez es la paralización empresarial que sufre el país por estos colapsos festivos. Y digo yo, ¡que para cuando unas ideas para llevar a la práctica efectiva la tan mencionada conciliación de la vida laboral y familiar!. Ya saben que ahora, tras los JASP, los “mileuristas”… tenemos los “niños de la llave”. No se crean que lo de las ideas termina ahí. No, no. A otros les da por reclamar que Galicia adopte el mismo huso horario que las islas Canarias. Fíjense, ahí sí que le podríamos dar más razón a la lumbrera. Y eso, porque, siguiendo con las ideas luminosas de fin de año, mucho me temo que a partir de enero de 2007 nuestro recibo de la luz subirá de nuevo. Algunos pretenden que sólo sea igual al incremento del IPC, otros del 10%, y la patronal eléctrica, que siempre recoge a río revuelto, ni se moja. Aunque si por ellos fuera…

Y visto lo visto, menos mal que estamos en España, aunque mejor no dar ideas, porque tal y como está el corral… En Rumania, a un cura no se le ha ocurrido otra cosa que cobrar una “tasa de fornicación” a las parejas que pasen por el altar. El motivo, que las parejas vivan cada vez menos en pecado antes de pasar por vicaría. Si aquí en España la Iglesia se ha puesto como se ha puesto por la asignatura de “Educación para la ciudadanía”, no quiero pensar si les da por aplicar algo similar. Seguramente ya lo habrán hecho, pero España ya no es la que era afortunadamente. Algunas cosas cambian, otras no, porque lo que parece claro es que a todo el mundo, no en vano vivimos en un mundo liberalizado, le gusta ser juez y parte, económica y moralmente, y ser quien pone el precio.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris