Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Primera División / Jornada 14   -   Sección:   Fútbol

El Athletic se mostró indomable ante la débil defensa onubense (4-2)

Un gol en propia meta de Bautista descolocó al Decano, que acabó claudicando ante un Urzaiz enorme
Redacción
domingo, 10 de diciembre de 2006, 22:26 h (CET)
Siete goles fueron los que se marcaron en el encuentro disputado en La Catedral del Fútbol: cuatro los locales, dos los visitantes. Dos fueron en propia meta (uno por cada bando), dos fueron regalos defensivos y uno… uno fue un golazo. Vuelve Urzaiz.

FICHA TÉCNICA
4- Athletic: Aranzubía (1), Expósito (1), Casas (2), Sarriegi (1), Prieto (2), Iraola (2), Javi Martínez (3), Gabilondo (3), Etxeberría (1), Yeste (2), Urzaiz (3).
2- Recreativo: López Vallejo (0), Merino (0), Dani Bautista (0), Pablo Amo (0), Beto (1), Cazorla (1), Aitor (2), Jesús Vázquez (1), Viqueira (1), Uche (2), Sinama Pongolle (2).
Cambios: Arzo (1) por Beto (min. 46), Rosu (1) por Dani Bautista (min. 46), Garmendia (2) por Yeste (min. 57), Bouzón (-) por Pablo Amo (min. 58), Amorebieta (-) por Javi Martínez (min. 73), Llorente (-) por Urzaiz (min. 81).
Goles: 1-0, Dani Bautista (pp) (min. 5); 2-0, Urzaiz (min. 26); 3-0, Urzaiz (min. 40); 3-1, Uche (min. 54); 4-1, Garmendia (min. 58); 4-2, Sarriegi (min. 88).
Árbitro: Velasco Carballo (Colegio Madrileño). Por parte del Athletic, amonestó a Casas (min. 20) y Etxeberría (min. 71). En el Recreativo, vieron la amarilla Pablo Amo (min. 10), Merino (min. 67) y Arzo (min. 76). 
Incidencias: unos 35000 espectadores en San Mamés. Terreno de juego en buenas condiciones.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Urzaiz. Un gol… y un golazo
El ariete del club bilbaíno volvió a reencontrarse, nueve meses después, con el gol. Vean la chilena que se sacó de la chistera.
Lo peor: La débil (muy débil) defensa onubense
De chiste puede considerarse la defensa aplicada a los atacantes bilbaínos. Cuatro goles recibió el Decano, como ya le ocurriese hace dos semanas en Santander. Un desastre.
El dato: Primera victoria del Athletic en casa de la presente temporada.
Sigue subiendo el promedio de goles, en La Catedral, en los encuentros entre Athletic y Recre. Ya son 20 los goles en 3 partidos disputados
Kike Ruiz
 
Quien piense, de una u otra manera, que la de este año va a ser una Liga aburrida o previsible, o ambas al mismo tiempo… se equivoca. Ni aburrida ni previsible. Divertida, y sobre todo… muy imprevisible. Porque las ligas duran 38 jornadas, y los partidos noventa minutos, ningún jugador (desde Ronaldinho al último que se quiera) debe creerse con el derecho de abandonarse a la suerte del rival. En otras palabras, o estás en el partido o le pides al entrenador que te releve.

Vayamos al partido. Minuto 5: Aranzubía saca de puerta y Bautista salta a por el balón para asistir a Vallejo. Incomunicación entre defensa y portero, que supone el primer tanto para los de Mané. Manual del buen defensa: si asistes a tu portero, no lo hagas entre los tres palos. Manual del buen portero: si ves que tu defensa salta a por un balón, no lo hagas tú, y si lo haces… avísale.

Puede que fuera por ese primer tanto en propia meta, quién sabe, pero el Recre no fue el conjunto que venciera hace ocho días al Valencia de Sánchez Flores. Y el Athletic, dicho sea de paso, tampoco fue el conjunto lento y ramplón de todo el primer tercio de la temporada. Y dicho sea de paso también, tampoco parecía el Athletic el equipo situado en puestos de descenso, ni el Recre el situado en puestos UEFA. Pero cierto es, también, que todos los días no son fiesta. Porque si bien puede ser previsible la situación en la tabla clasificatoria de los bilbaínos (a tenor de todo lo vivido en su fuero interno a lo largo de la temporada, tanto deportiva como institucionalmente), la del Recre nunca lo ha sido (y probablemente nunca lo será).

El segundo tanto de los de Mané fue una Maravilla. Yeste eleva el balón por encima de Merino, que sólo puede girar 180º su cabeza… para vislumbrar la chilena que, de la chistera si se quiere, se sacó Ismael Urzaiz. Golazo. Y el Recre, a seguir deambulando por el campo. Porque el Recre no lanzó a puerta en toda la primera mitad. Porque el Recre no era capaz de dar tres pasos seguidos. Porque la defensa se empeñó en adelantar las navidades a los bilbaínos. Y porque, dicho sea de paso, los del Athletic fueron un ciclón… y el Recre, sí, fueron unos Clown.

Faltó Orbaiz, el organizador, el catalizador de todo el juego creativo y destructivo del Athletic. Pero fue suplido con un trivote demoledor: Javi Martínez, Iraola y Gabilondo. El primero fue el encargado de destruir todo el juego de ataque del conjunto onubense. Y el segundo y el tercero lo fueron de crear todo el juego propio. Fueron los motores de su equipo. Y como acompañantes, pues Yeste, Etxeberría y Urzaiz, que tranquilos por la labor realizada por los mencionados, hicieron del Recre lo que quisieron. Bueno, todos menos Etxeberría, que para ser justos, es preciso decir que no entró mucho en juego. Pero no hizo falta, la verdad.
Y el Recre… en fin, remató una vez fuera en la primera mitad, que no entre los tres palos, como ya dijimos.

El árbitro da un respiro al Recre
El pitido que dio paso al descanso fue un alivio para el conjunto recreativista. Urzaiz había colocado ya el tres a cero en el marcador. Minuto 40. Pero quedaban 45 minutos. Marcelino no debió ver muy lúcida a su defensa cuando sacó de inicio a Arzo y Rosu (que ocuparía el lugar de Aitor, el mejor del Recre, en el extremo derecho). Beto y Dani Bautista abandonaron el terreno de juego. Pero la cosa no cambió demasiado, porque los regalos a la delantera rival continuaron siendo una constante. La salvedad es que, entre los tres palos, en la segunda mitad, tan sólo entró un balón.

El Athletic, que en la primera mitad había entrado en el área rival como le apetecía (por el centro, por la izquierda, por la derecha), decidió que tres goles no estaban mal para ir saliendo del bache. Pero no contaba con que, para el Recre, era ‘jornada de puertas abiertas’. Una vez más la incomunicación. Vallejo y Arzo no se entienden, y regalan el cuarto gol al Athletic. 4-1, Garmendia, que acababa de entrar en el terreno de juego. Cuatro minutos antes había marcado Uche.

El atisbo de reacción recreativista era sólo eso, atisbo. Como hace dos semanas en Santander. Gol de Uche, e inmediatamente gol del rival. Como hace dos semanas en Santander. Y el Recre acabó jugando con diez, aunque no por expulsión. Bouzon se lesiona, y decide que no puede continuar. Y el Recre fue mejor con diez, como hace dos semanas en Santander. Y estableció el 4-2 en el marcador (Sarriegi, en propia puerta, como antes Bautista), casi al final del partido. Marcó un nuevo gol en los últimos minutos, innecesario, como hace dos semanas…

Divertimento e imprevisibilidad es la tónica de esta Liga de las Estrellas. El partido lo fue: divertido, imprevisible. Me gustó el partido, que no fue nada malo. Goles tuvo, siete, que son la salsa del fútbol. Y me gustó el golazo de Urzaiz. Y me gustará más el partido si, cuando vea la moviola, el primer gol del Athletic cruza la línea de meta. Veremos.

Noticias relacionadas

Una Real con nueve vence al Huesca gracias a Mikel Merino

El partido pudo haberlo ganado cualquiera de los dos contendientes

'Manita' del Sevilla para iniciar el camino a la sexta

Subsanando los errores en LaLiga

El Betis domina en Grecia, pero no culmina

Los de Setién empatan sin goles con Olympiacos en su vuelta a Europa cuatro temporadas después

La RFEF impedirá que el Girona-Barça se dispute en Miami

Enviarán una carta a Javier Tebas con la prohibición

Bayern y United vencen a domicilio y el City pincha en casa ante el Lyon

CSKA Y Plzen empatan; El Madrid, líder
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris