Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Crítica literaria   -   Sección:   Libros

'Principios liberales', de Dario Antiseri

Raúl Tristán

martes, 17 de julio de 2007, 23:47 h (CET)
Hoy quiero recomendarles la lectura del siguiente librito (porque dadas sus reducidas dimensiones y el escaso número de sus páginas, no llegan a las 90, no puede llamarse de otro modo).

Es este un libro que considero de cabecera para iniciarse en el mundo del liberalismo, es decir, para aquellos que, sintiéndose atraidos por esta corriente de pensamiento, se encuentran confundidos por culpa de la manipulación que, por parte de grupos interesados de una u otra índole se ha llevado a cabo.

La demagógica división entre liberales y progresistas, identificada erróneamente por el común de los mortales con derechas e izquierdas, o con reaccionarios y revolucionarios, e incluso, con tintes mucho más reduccionistas y despectivos, con el libre mercado, la globalización, etc.. está a punto de ser historia para ustedes, pues este error colosal, visión sesgada donde las haya, desaparecerá para siempre de nuetras mentes con la lectura de este sencillo manual del liberal.

Ya las dos citas introductorias sientan los sólidos cimientos de lo que va a constituir la interpretación de la doctrina liberal adoptada por el autor:

"Liberalismo es aquella política que concibe al hombre como fin. Se opone al socialismo, el cual concibe al hombre como un medio para alcanzar fines queridos por alguien que está por encima del hombre mismo, ya se trate de la sociedad, el Estado, el gobierno, el jefe." (LUIGI EINAUDI)

"Para evitar malentendidos, deseo dejar bien claro que empleo siempre los términos "liberal", "liberalismo", etc., en el sentido en que éstos se emplean generalmente todavía en Inglaterra [...] Por "liberal" no entiendo una persona que simpatice con algún partido político, sino simplemente que atribuye importancia a la libertad individual y es consciente de los peligros inherentes a todas las formas de poder y de autoridad." (KARL R. POPPER)

A lo largo de sus páginas, un sinfin de citas similares, de pensadores de gran talla, irán marcándonos la senda correcta a tomar en nuestro deambular por el liberalismo.

Los temas a tratar, variados, pero recogidos en sucintos capitulillos muy didácticos, de fácil comprensión y de entretenida lectura, van desde el individualismo metodológico ("quien actúa no es el Estado, la nación, la clase, el partido, sino siempre y sólo el individuo") hasta la concepción del Homo liberalis, pasando, por supuesto, por las imprescindibles reflexiones acerca de los principios de competencia ("cumpetere significa buscar juntos, de forma agonista, la mejor solución"), subsidiariedad (subsidiariedad horizontal vs subsidiariedad vertical), igualdad ("Ningún hombre es más importante que otro" K.Popper), solidaridad ("Asegurar una renta mínima a todos, o un nivel bajo el cual nadie caiga cuando no puede cuidar de sí mismo, no sólo es una protección absolutamente legítima contra riesgos comunes a todos, sino que es una exigencia necesaria de la Gran Sociedad" cita de Hayek con la que se abre el capítulo dedicado a este asunto) o la economía de mercado (de donde surge el concepto de "liberista" y que "significa ante todo la propiedad privada de los medios de producción... que garantiza las libertades políticas y los derechos individuales").

Como ya he mencionado, las citas que salpican el texto por doquier, invitan a descubrir a los autores de las mismas, a leerlos, además de que constituyen la más esclarecedora de las revelaciones.

Antiseri nos habla también del "fabilismo epistemológico" (la convicción de que nuestros conocimientos pueden ser rebatidos) una concepción o un convencimiento que nos induce a discutir con el otro, siendo "la discusión el alma de la democracia", y del politeísmo de los valores, de la soberanía del consumidor, o califica a los seres humanos de falibles e ignorantes en un capítulo del cual yo extraigo la siguiente cita "la libertad de propuesta y de crítica de los individuos es indispensable para el buen funcionamiento del sistema social"...

Lean "Principios liberales", y se sorprenderán con afirmaciones como las que ya hacía Hayek en su famoso ensayo, "el liberal no es conservador" (por lo que un liberal no es "de derechas") ; u otras como que para el liberal "lo espiritual y lo temporal son esferas distintas que no deben confudirse" (laicismo); "la paz es la teoría social del liberalismo" (L. von Mises) pues "commercium est pax" (puerto de Amsterdam); "la igualdad de oportunidades es igualdad liberal"; "El liberal sabe que la sociedad (supuestamente) perfecta es la negación de la sociedad abierta" (antiperfectismo)o "el liberal opone el mérito al privilegio"...

Lean, por favor, y discutan, discutan mucho, para hacer más fuerte nuestra lánguida democracia.

____________________

"Principios liberales", de Dario Antiseri. Unión Editorial. Colección "Laissez faire!"

Noticias relacionadas

Huso publica "La mujer moderna y sus derechos", la Biblia del feminismo español

La investigadora Mercedes Gómez Blesa conversará con la magistrada María Luisa Balaguer en la presentación

El insensato

Un microrelato de Esther Videgain

Deusto publica 'Leviatán. O la materia, forma y poder de una república eclesiástica y civil'

El libro más conocido de Thomas Hobbes, con traducción de Antonio Escohotado

La muerte

Un microrelato de Esther Videgain

"Creemos que lo sabemos todo de todos y no conocemos nada de nadie"

Entrevista al escritor Miguel Ángel Hernández
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris